Isabel Pantoja cosechó durante años una imagen basada en su talento y su glamour. La tonadillera demostró en gran parte de los escenarios de España y otros tantos de Latinoamérica que era toda una diva. El paseo de sus dos hijos, Kiko Rivera e Isa Pantoja, y el de algún que otro familiar por los platós de Telecinco facilitó que la cantante se planteara formar parte de la nueva hornada de «Supervivientes». La alta cuantía que Mediaset estaba dispuesta a pagarle hizo el resto. Pero estamos seguros de que no fue lo único que la cadena puso sobre la mesa. Uno de los momentos estrella del reality fue cuando la tonadillera se cortó la mitad de su coleta a cambio de una barbacoa para ella, en la que se incluía un chuletón, y su tinte de pelo. Pero, gracias a la capacidad de negociación de la tonadillera, al final el banquete fue para todos sus compañeros. Al principio, la cantante se mostró bastante reacia a dejar su pelo en «Supervivientes», una de las partes del cuerpo que más aprecia de su anatomía. Finalmente, accedió a cortarse el pelo no más de unos veinte centímetros. Isabel Pantoja – «Supervivientes»
Esta semana, la revista «Hoy Corazón» descubre el secreto mejor guardado de Isabel Pantoja. Y es que su icónica melena azabache es falsa. Desde la publicación aseguran que se trata de unas extensiones tremendamente cuidadas para que no se note en público. Con los años, la tonadillera ha ido perdiendo el volumen de pelo que le caracterizaba por lo que ha tenido que recurrir a este truco para recuperar la frondosidad y espesor que le caracteriza. La revista añade que además las extensiones, la cantante se cuida el pelo con unos carísimos tratamientos reparadores para mantener el brillo y la hidratación.