Madrid
Actualizado:

Guardar

Álvaro Castejón y Arnaud Maillard son dos grandes creadores de moda que dividen su tiempo entre Francia y España. A su trabajo original e impecable le suman dos caracteres arrolladores que no dejan indiferente a nadie.

¿Cuáles son los recuerdos de sus mejores veranos?

Álvaro: Los viajes inolvidables que mezclaban diversión y cultura a París, La Costa Azul, Roma o Venecia. Siempre agradeceré a mis padres su afán por hacernos descubrir el mundo a través de la diversión y la cultura. Probábamos las comidas típicas de cada lugar que visitábamos. Me encanta y me encantaba la pasta: así que Italia se lleva el primer puesto. En los veranos de «adulto», Ibiza siempre ha sido el destino favorito para disfrutar de su naturaleza y de la música.

Arnaud: Lo más emocionante de los veranos de la infancia era que teníamos permiso para divertirnos hasta medianoche. Los destinos eran sorpresa para nosotros. Las comidas no variaban mucho: entrecote con patatas fritas o lenguado meunière. Cada día dedicábamos una hora al cuaderno de vacaciones, tarea obligada. Partidas de escondite con primas y primos, construir cabañas, aprender a cocinar u organizar espectáculos para los padres eran parte del entretenimiento. Por la noche no faltaban las historias de terror a la luz de las velas.

¿Cómo han pasado estos meses de confinamiento?

Álvaro: Hemos pasado por varias fases. Miedo, desconocimiento, resignación… suponemos que como la mayoría de la gente. Han sido unos meses de reflexión y de desconexión obligada. En nuestro caso hace dos años que decidimos hacer las cosas a nuestro ritmo así que todos estos cambios de calendario de la moda no nos afectan realmente.

Arnaud: mi padre falleció antes de que terminara el confinamiento. El dolor que deja la ausencia de un padre adquiere otra dimensión. Otro dato: te das cuenta que las personas de verdad se convierten en mejores personas durante estos meses.

¿Cuales son sus planes para este verano?

Álvaro + Arnaud: este verano no hemos planificado nada. Haremos escapadas cuando nos lo permita el trabajo. Hay que tener mucha prudencia y saber que esta situación no ha acabado. Hemos dado prioridad a las pruebas de novias e invitadas. Ibiza y Formentera, Normandía y el campo de Segovia serán alternativas para desconectar.

¿Cómo se organizan entre Francia y España?

Álvaro + Arnaud: teníamos previsto ir en marzo y se nos cayeron los planes. Ahora mismo todos los contactos con Francia son vía mail o por teléfono pero estamos deseando ir cuando todo esté más controlado.

¿Qué proyectos tienen en mano para el otoño-invierno?

Álvaro + Arnaud: seguimos más que nunca con la costura y con nuestras colaboraciones como consultores. Estamos centrados en las entregas de los vestidos para agosto, septiembre y octubre y al mismo tiempo terminando un vestuario para un espectáculo de baile muy especial. Trabajamos también en un proyecto de colección exclusiva que presentaremos en 2021. Arnaud además ha decidido empezar un consultorio leyendo las cartas, un «don» que descubrió a los 16 años y que planea acercar a gente fuera de su círculo más cercano.

¿Cómo imaginan que el sector de la moda se verá afectado por el Covid?

Álvaro + Arnaud: lo que estamos viviendo en el mundo es único en general y también en la historia de la moda. Hemos vivido unos años de superproducción y de excesos: debemos replantearnos la manera de hacer las cosas. En 2021 todo será posible: lo largo, lo corto, lo slim, lo oversize, lo vintage o lo nuevo. Todo convive y todo se mezcla. Pero eso si, siempre con calidad, simplicidad, sin que falte el respeto a la ecología y la valoración del savoir faire.

Ver los
comentarios