Tenet partía con un propósito solo asumible para alguien con la megalomanía y ambición de Christopher Nolan. El director de Origen quería que su última película se estrenara en pantalla grande de modo que los cines pudieran recibir un blockbuster de nueva hornada para ir recuperando sus finanzas en plena crisis del coronavirus… pero algo salió mal. O mejor dicho, salió todo lo bien que podría haber salido. Que no es mucho.

Por más que Tenet atrajera a los espectadores y recaudara a lo largo del mundo 250 millones de dólares, persistía el problema de la situación en EE.UU., donde la incidencia del COVID-19 ha provocado el cierre de zonas clave como Nueva York o Los Ángeles, donde no hay cines abiertos. Estas restricciones afectaron a la acogida del film y es un secreto a voces que en Warner Bros. no están muy contentos con los resultados, hasta el punto de replantearse las películas que le seguirían y cuándo lo harían.

El retraso de Dune a 2021 y el envío de Wonder Woman 1984 a Navidades es señal de esto, pero además ahora contamos con las palabras de John Stankey recogidas por Deadline. Stankey es el CEO de AT&T, filial de Warner Media, y ha valorado con la sinceridad que estuviera en su mano el asunto Tenet. “No puedo decir que saliéramos de la experiencia de Tenet como si hubiéramos marcado un home run”, contaba.

Aunque decepcionado por los resultados del film de Nolan, el ejecutivo solo tiene buenas palabras para sus responsables. “Creo que el equipo fue increíblemente creativo, y aprendimos algunas cosas sobre lo que podemos hacer. Si los cines estuvieran abiertos en todo el país, si estuvieran abiertos en California y Nueva York, habríamos tenido más margen… tal vez a medida que los pasos sean más consistentes podamos hacer algo más”.

Stankey insiste en que el mayor problema con el que ha de lidiar la exhibición es el cierre de las salas de cine, sin entrar a valorar que muchas de estas van encaminadas a su clausura (o al despido de sus empleados) precisamente por la falta de grandes estrenos. A cambio, intenta ser realista: “Estamos comprometidos aún a estrenar nuestro contenido más importante en cines, pero no esperamos una gran recuperación para la primera parte del próximo año”.

Declaraciones de las que se puede deducir que Warner no descarta volver a aplazar Wonder Woman 1984, fijado su estreno para el 25 de diciembre. Las fechas navideñas supondrían de hecho “el próximo gran punto de control para ver qué se puede hacer con la distribución en cines”, y de no ser buenos sus resultados abocaría a unos inicios muy difíciles para la cosecha de 2021, actualmente desbordada de estrenos aplazados.

En el lado positivo, Stankey alude a lo bien que por lo general está funcionando la vuelta a los rodajes, señalando eso sí que Warner ha tenido que disminuir el número de futuros proyectos en los que trabajar a la vez, de 180 a 130. Dentro de España, por otra parte, Warner como distribuidora tiene más proyectos para mandar a los cines aparte de Wonder Woman 1984, tales como Las brujas este 30 de octubre (que en EE.UU. verá la luz en HBO Max) o El verano que vivimos en noviembre.

The post “No se puede decir que ‘Tenet’ fuera un éxito”, lamentan desde Warner appeared first on Cinemanía.