Twitter lo ha vuelto a hacer. La red social ha demostrado en los últimos años que no hay nada cómo darse un ligero garbeo por ella para estudiar el modo en que cada polémica y trending topic puede abanderar una polarización absoluta de temas, emociones e ideales. Una polarización que puede brotar de cualquier lado, pero que en esta ocasión ha tenido un origen bastante frívolo: concretamente, uno de estos juegos con cuatro opciones donde cada usuario te propone que “elimines una”.

Amy Berg, guionista de la serie de Netflix Warrior Nun, publicó en su cuenta imágenes de Chris Hemsworth, Chris Pratt, Chris Evans y Chris Pine diciéndole a sus seguidores que “uno tenía que irse”. Parecía el juego más inofensivo del mundo: simplemente tenías que decidir qué Chris era tu menos favorito, pero la cosa se desmadró. Y al resultar que la opción más votada era Chris Pratt, muchos usuarios se deshicieron en comentarios sobre las posiciones políticas del intérprete que aparentemente habían motivado esta consideración como “peor Chris”.

No es ningún secreto que el actor de Guardianes de la galaxiaJurassic World (y que actualmente se encuentra rodando la tercera entrega de esta última franquicia) es un cristiano militante cuya adscripción a la Zoe Church ya le ha granjeado críticas en el pasado. Debido, principalmente, a que Zoe Church está vinculada a Hillsong, iglesia ultraconservadora y anti-LGTB+ que ha llegado a promover terapias de conversión.

Unido a la afición de Pratt a la caza y al perfil cuidadosamente apolítico que ha mantenido dentro de la vida pública (no formó parte de una iniciativa reciente por parte de actores y actrices de Marvel para fomentar al voto a Joe Biden, animando en cambio a sus seguidores a votar la candidatura de Onward en los People’s Choice Awards), Twitter se ha llenado estos dos últimos días de críticas furibundas a Pratt. Dejándose caer incluso que va a votar a Donald Trump en noviembre y que es un “supremacista blanco”.

El actor no ha respondido a esta tormenta de exabruptos de ningún modo, pero sí lo han hecho algunos de sus compañeros del Universo de Marvel. Poco después de que Chris Pratt se convirtiera en trending topic, Robert Downey Jr. escribía en su Instagram: “Vaya mundo… Los que están ‘libres de pecado’ están tirándole piedras a mi hermano Chris Pratt… un verdadero cristiano que vive bajo sus principios y nunca ha mostrado algo que no fuera positividad y gratitud”.

“Si tienes algún problema con Chris, tengo una idea: borra tus cuentas en las redes sociales, piensa en tus propios defectos, trabaja en ellos y luego celebra tu humanidad”, proponía el intérprete de Iron Man en el MCU. Otro compañero Vengador, y uno especialmente conocido por sus ideas progresistas en Hollywood, se ha manifestado en términos similares a los de Downey Jr, escribiendo Mark Ruffalo en su Twitter “escuchadme, Chris Pratt es el tipo más de fiar que existe”.

“Le conozco personalmente, y en vez de soltar difamaciones, observad cómo vive su vida. Es solo que no es demasiado político, por norma. Esto es una distracción. Pongamos nuestros ojos en el premio, amigos. Estamos muy cerca”, tuiteaba animando a que este tipo de polémicas no nos distrajeran de un propósito común, que es la derrota de Trump en las próximas elecciones. La periodista Kat Kinsman, sin embargo, no estaba por la labor.

“Su iglesia es anti-LGTBQ. Eso es extremadamente político en un tiempo en que los derechos y libertades de los individuos están en peligro. Así es como está viviendo su vida”, replicaba.

Zoe Saldana, compañera de Pratt en Guardianes de la galaxia, tuiteaba haciéndose eco del rapero Tupac Shakur. “‘No importa cómo se ponga de duro: saca pecho, mantén la cabeza alta y lidia con ello’, Tupac. Puedes con esto, Chris Pratt. ¡Tu familia, amigos, colegas y cualquiera que haya cruzado su camino con el tuyo conoce tu corazón y tu valía”.

En lo que se refiere a James Gunn, que conoce bastante bien los perjuicios que pueden llegar a causar Twitter, salió igualmente en defensa de Pratt, respondiendo incluso a algunos usuarios que insistían en las críticas: “Me acabo de enterar de esta estupidez. Chris Pratt es el mejor tipo del mundo. He pasado horas y horas compartiendo mis creencia con él, y me apoyaba. Dejad de asumir las cosas en las que cree, políticamente o como sea, solo porque es cristiano”, escribió.

Acto seguido negaba que Pratt apoyara a Trump, y en lo referente a las actividades religiosas de su compañero tampoco guardaba silencio: “El propio Chris ha declarado que la iglesia a la que pertenece no refleja todos sus puntos de vista, y que es un ‘hombre que cree que todo el mundo tiene derecho a amar a quien quiera’”.

Comparaciones odiosas

¿Ha terminado aquí la controversia? Por supuesto que no, ya que lo ocurrido con el protagonista de Guardianes de la galaxia tiene potencial para ser la comidilla durante lo que queda de semana. Y es que hay una vuelta de hoja en esta discusión, de la que se han hecho eco otros usuarios de Twitter que creen que tampoco es tan grave que el actor haya salido perdiendo en un juego de Internet.

Debido, por ejemplo, a que la reacción de sus compañeros de Marvel contrasta con el silencio que cundió durante otro suceso algo más desagradable.

“¿Dónde estaba esta energía cuando Brie Larson fue acosada de forma masiva durante meses por abogar por la diversidad en la industria? (…) ¿De repente a Chris Pratt se le critica y todos salen en su defensa?”, tuiteaba el usuario de Twitter @itsjustanx. Con cierta razón, apunta a que con el estreno de Capitana Marvel en marzo de 2019 Brie Larson experimentó un virulento backlash a partir de cuestiones tan peregrinas como su no-sonrisa, y canalizado en el review bombing a su nueva película.

The post Internet estalla contra las ideas políticas de Chris Pratt (y Marvel le defiende) appeared first on Cinemanía.