[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE BORAT 2]

Ayer Amazon Prime estrenó Borat 2 (o Borat: Subsequent Moviefilmcomo prefiramos llamarlo) y lo hizo envuelto en una ruidosa polémica relacionada con Rudy Giuliani, ex alcalde de Nueva York y abogado de Donald Trump. Tal y como contábamos, en cierto momento de la secuela de Borat, el político republicano se veía envuelto en una situación muy comprometida con la hija del personaje de Sacha Baron Cohen (interpretada por Maria Bakalova).

El propio Baron Cohen, caracterizado como el reportero kazajo, le quitó importancia al asunto diciendo que fue un “inocente sexy time, y ahora que los suscriptores ya han podido ver el film de Jason Woliner se han encontrado con otro motivo para escandalizarse, y admirar a la vez la irreverencia del actor. Y es que Borat 2 concluye con un descabellado giro de guion en el que descubrimos que el protagonista es el responsable de la crisis del coronavirus.

Engañado por el gobierno de Kazajistán, Borat lleva consigo el virus y lo expande por aquellos lugares por los que transita, incluyendo una parada en Australia… donde contagia a nada menos que Tom Hanks, al pedirle un autógrafo. Dado que gran parte del humor de Borat 2 se fundamenta en cámaras ocultas y bromas gastadas a incautos, es razonable que te asalte la duda de si el actor fue realmente contagiado por Baron Cohen, o fue otra víctima de sus jugarretas. Pero nada más lejos de la verdad.

De hecho, la estrella de Hollywood es de los pocos actores que figuran como miembro del reparto de Subsequent Moviefilm en IMDb. Lo que implica que, sí, estaba en el ajo, aunque ya se podría haber inferido por la escena en la que sucede, rodada en pantalla verde para simular que están en Australia. Lo divertido del asunto, sin embargo, es lo apropiadamente que Baron Cohen ha elegido a quién “contagiar”.

Tom Hanks fue la primera gran celebridad en dar positivo por coronavirus mientras rodaba el biopic de Elvis Presley a cargo de Baz Luhrmann en Australia. Junto a su esposa Rita Wilson fue obligado a guardar cuarentena en el país para luego ser trasladado a EE.UU., donde pudo recuperarse y ofrecer su sangre para el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19. Tiempo después apareció como presentador de Saturday Night Live, demostrando que él era el primer interesado en bromear sobre el asunto.

De modo que tiene sentido que haya querido colaborar con Baron Cohen en Borat 2, y prestarse a la farsa de que fue el protagonista quien lo contagió en primer lugar como parte del plan del gobierno kazajo. Sobre todo por el hecho de que Subsequent Moviefilm, por encima de todas las cosas, es una crítica demoledora a la administración de Donald Trump y a la gestión de la pandemia.

The post El inesperado (y perturbador) cameo de ‘Borat 2’ appeared first on Cinemanía.