Un escándalo mayúsculo sacudió al Festival Internacional de Cine de Berlín a principios de año cuando el diario alemán Die Zeit publicó una investigación privada donde se concluía que Alfred Bauer, figura histórica del certamen, tenía un pasado nazi que se encargó de diluir a lo largo de su carrera.

Bauer (1911-1986), reconocido historiador cinematográfico, fue el primer director del Festival de Berlín. Ejerció el cargo desde la fundación del certamen en 1951 –cuando se ofreció al mundo desde Berlín Oeste con la intención aportar a una ciudad dividida “un escaparate del mundo libre” en los primeros compases de la Guerra Fría– hasta 1976.

Un año después de su muerte, el festival creó el Premio Alfred Bauer, destinado a reconocer aquellas películas de la competición oficial que abrían “nuevas perspectivas en el arte cinematográfico”. Inmediatamente después de conocerse la información de Die Zeit, la Berlinale decidió eliminar el premio de manera fulminante, y encargar una investigación externa para aclarar el asunto.

Esos son precisamente los resultados que ha publicado hoy el certamen. Según la investigación realizada por el Instituto de Historia Contemporánea de Leibniz (IfZ), cuyas conclusiones pueden leerse aquí, se confirma que Alfred Bauer debía de ser consciente de la importancia de su labor en la Reichsfilmintendanz (la Dirección de Cine del Reich) dentro del aparato de propaganda del régimen nazi, algo que después decidió ocultar. 

 

El pasado nazi de Alfred Bauer

Después de doctorarse en Derecho Cinematográfico en 1938, Bauer consiguió unos años más tarde un puesto de trabajo en la Reichsfilmintendanz.

Esta institución fue creada en 1942 por Joseph Goebbles, ministro de propaganda del Reich, y era responsable de controlar toda la producción cinematográfica de la nación. Las decisiones de empleo de determinados directores, actores u operadores de cámara podía marcar quiénes acudían a luchar a la guerra y quiénes no.

Bauer también perteneció a organizaciones nacionalsocialistas como el NSDAP (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán), al que se unió en 1937, a sus milicias de ‘camisas pardas’ de las SA o la Asociación de Estudiantes Nacionalsocialistas de Alemania. 

Según declaró él mismo ante las autoridades de la desnazificación de Alemania, habría abandonado las SA en 1938 y el NSDAP en 1943, pero la investigación del IfZ concluye que sus intentos por esconder su pasado nazi incluyeron “declaraciones falsas, medias verdades y la construcción de una imagen que lo presentaba como opositor del régimen nazi”.

“Los nuevos descubrimientos en relación a la responsabilidad de Alfred Bauer en la Reichsfilmintendanz y su comportamiento durante los procesos de desnazificación son alarmantes. No obstante, constituyen un importante elemento de progreso para abordar el pasado nazi de nuestras instituciones culturales fundadas antes de 1945″, expresa el Festival de Berlín en un comunicado público.

“Por lo tanto, se siembra la duda sobre qué procesos personales dieron forma a la escena cultural de Alemania en los años de posguerra. Estos nuevos conocimientos también cambian nuestra visión sobre los primeros años de la Berlinale”, afirma la directora actual, Mariette Rissenbeek. “El estudio del IfZ también demuestra que aún hay numerosos huecos en el análisis histórico de nuestra industria cinematográfica de posguerra”.

The post El Festival de Berlín confirma el pasado nazi de Alfred Bauer, su primer director appeared first on Cinemanía.