El reconocido chef español José Andrés y la empresa con la que opera en Manhattan con los hermanos Adrià ha sido denunciado en una corte de Nueva York por no pagar, supuestamente, el salario estipulado por ley a sus empleados en el popular espacio culinario Mercado Little Spain, en Manhattan.

La reclamación, a la que ha tenido acceso Efe, ha sido presentada por una de las trabajadoras del establecimiento, Tina Braunstein, que aduce que la compañía de José Andrés y los Adrià no le ha pagado las horas extra como marca la ley del estado de Nueva York.

Como ejemplo, el documento señala que a la denunciante se le pagó 15,55 dólares la hora por más de dos horas extra que trabajó un día concreto en abril, mientras que la legislación estipula que cada hora de más se debe pagar a 17,50 dólares.

«José Andrés es conocido en el mundo por sus esfuerzos humanitarios. De hecho, en 2018, fue nominado a un Nobel de la Paz«, recuerda el texto de la denuncia. «Desafortunadamente, Andrés ha invertido mayor esfuerzo en alimentar a gente alrededor del mundo que a sus propios empleados en Mercado Little Spain (…), que sistemáticamente paga salarios por debajo del mínimo establecido», argumenta el documento, presentado ante los tribunales el lunes. Braunstein pide en la denuncia el pago de las horas extra que no ha recibido, un monto que no se especifica, además del coste de la representación legal y otros daños.

El abogado de la denunciante, Maimon Kirschenbaum, conocido por defender el derecho de trabajadores en el sector de la hostelería, afirmó que «los esfuerzos humanitarios deberían comenzar en casa. Nadie en Nueva York ni en ningún sitio debería trabajar por salarios por debajo del mínimo establecido».

Por su parte, un portavoz del Mercado Little Spain aseguró que la empresa se toma «muy en serio» este tipo de acusaciones, ya que «trabaja duro para proveer a sus empleados un ambiente de apoyo y seguro». «Creemos firmemente que pagamos debidamente a todos nuestros empleados y defenderemos vigorosamente cualquier afirmación contraria. Estamos muy orgullosos de nuestros empleados y de todo nuestro equipo en Nueva York», agregó.

Mercado Little Spain, situado en el colosal proyecto urbanístico Hudson Yards, abrió sus puertas el pasado mes de marzo y se ha convertido en uno de los lugares más populares donde disfrutar de la gastronomía española en la Gran Manzana. De más de 3.000 metros cuadrados, el proyecto, encabezado por Andrés con el apoyo de Albert y Ferrán Adrià, cuenta con 15 puestos, dos bares, tres restaurantes y dos tiendas que tienen la capacidad de atender a unas 5.000 personas al día.