Quién nos diría que a los norteamericanos les acabaría encantando Eurovisión. La nueva película producida, escrita y protagonizada por Will Ferrell sobre el certamen musical europeo está triunfando en Netflix (especialmente en Estados Unidos). La película llegaba como un gran homenaje a los seguidores del festival, introduciendo la presencia de grandes estrellas que son reconocidas en su historia.

En una de las escenas de Festival de la canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga, Sigrit (Rachel McAdams) y Lars (Ferrell) se encuentran en mitad de una fiesta en la que tiene lugar un medley eurovisivo, con canciones de ABBA incluidas. De la sueca Loreen a la austrica Conchita Wust, nadie ha querido perderse la oportunidad de aparecer en la película.

John Lundvik

El sueco quedaba en quinta posición en 2019 con Too late for love, con acompañamiento coral The Mamas, representantes de Eurovisión en 2020 y 2021. Además, ha sido el encargado de componer la canción para Francia en 2020 (pese a que el festival ha sido cancelado), y además también ha realizado melodías para series como Empire.

Anna Odobescu

La moldava no conseguía pasar a la gran final en 2019, aunque conquistaba el corazón de los espectadores. Su espectáculo de arena hacía que los eurofans se quedarán con el recuerdo de Odobescu y su canción Stay.

Bilal Hassani

Bilal Hassani rompía moldes con su look andrógino en la edición eurovisiva de 2019. Su canción Roi, acerca de su propia vida, y su lucha por visibilizar a la gente diferente, se situaban en el décimo sexto puesto en 2019. A pesar de ello, el francés se ha convertido en toda una revolución con millones de views en YouTube.

Loreen

Hablar del Eurovisión de la última década, es hablar de Loreen. La cantante sueca de ascendencia bereber es una de las representantes más admiradas y apreciadas por el gran público. Su canción Euphoria ha dado la vuelta en el mundo, situándose en lo más escuchado en la listas de reproducción internacionales y convirtiendo en una celebridad a la ganadora de Eurovisión 2012. La cantante intentaría regresar al festival en 2017 con Statements, una melodía que presentó al Melodifestivalen (la preselección del país nórdico), esta vez sin éxito.

Jessy Matador

Una de las grandes sorpresas en la película de Netflix entre los asistentes a la íntima celebración de Alexander Lemtov (Dan Stevens) es la de Jessy Matador. El representante francés de 2010 con Allez Ola Ole no conseguiría pasar de la mitad de la tabla de votaciones (año en el que ganó la alemana Lena), pero situaría esta canción como un gran hit internacional.

Alex Rybak

Otro de los niños mimados de Eurovisión es sin duda Alexander Rybak. El cantante noruego se alzaba con la victoria con Fairytale en 2009, acompañado de su reconocible violín. A pesar de ello, el festival prohíbe que los instrumentos suenen en directo, por lo que Rybak ha demostrado en ocasiones su disconformidad. El nórdico de origen bielorruso regresaría al festival en 2018 con That’s How You Write A Song. 

Jamala

Jamala se transformaba en una de las ganadoras más polémicas y críticas al hacer uso de una canción que rozaba el tono político (algo censurado en el festival). De esta forma, su canción 1944 hacia alusión a la deportación de los tártaros de Crimea en los años 40 por parte de la Unión Soviética. Algo avivado por el conflicto reciente entre Rusia y Ucrania por este territorio, lo que otorgaba su victoria en 2016. Una controversia que tendría más capítulos cuando Jamala causara el abandono de la representante ucraniana de 2019, Maruv, bajo presiones políticas.

Elina Nechayeva

La cantante estonia Elina Nechayeva enamoraba en 2018 con La Forza, una canción con la que demostraba sus dotes de ópera. Su vestido gigante e iluminado (un clásico del festival) hacía que esta terminara en la sexta posición.

 

Conchita Wurst

Aunque Conchita Wurst se diera a conocer para muchos como la mujer barbuda del festival, lo cierto es que Thomas Neuwirth (su nombre original) ha conseguido abrirse un hueco en el mercado gracias a su imponente voz. El cantante austriaco conseguía la victoria con Rise like a phoenix en 2015. Su compromiso con el colectivo LGBTI siempre estuvo presente, y más tras confesar en 2018 que era VIH positivo. Sorprende su aparición en la película como Conchita, puesto que el intérprete lleva años intentando dejar esta imagen icónica atrás.

Netta Barzilai

Netta protagonizaba una de las ediciones más polémicas del festival al alzarse con la victoria. Su ‘baile de la gallina’ y la posibilidad de que Israel celebrara el festival no gustaba a muchos. Pese a todo, Netta conseguía el primer puesto en 2018 y se llevaba el festival a Tel Aviv al año siguiente. Su versatilidad y su gusto por las mezclas ha convertido a la intérprete israelí en una apuesta segura en el panorama musical actual.

Salvador Sobral

El portugués Salvador Sobral sorprendía a medio mundo con su victoria en 2017, obteniendo el récord de mayor número de votos hacia un representante en toda la historia de Eurovisión. Su íntima y delicada canción Amor Pelos Dois, y la fragilidad del luso, conquistaban a los eurofans. El cantante no aparece en el medley eurovisivo, pero sí al piano en otra de las secuencias de la nueva película de Netflix.

The post Conoce todos los cameos eurovisivos de la nueva película de Will Ferrell para Netflix appeared first on Cinemanía.