Una sencilla búsqueda en la página de moda online ASOS reseña que en ella se pueden encontrar más de 13.500 vestidos, además de 15.800 camisetas, 6.500 vaqueros y 5.100 zapatillas. Entre tal ingente cantidad de producto no es de extrañar que alguno de ellos tenga, en la propia web, algún fallo. Ese es el caso de un vestido azul de tirantes que, en las imágenes de la página, ha aparecido con unas pinzas puestas para ajustarlo al cuerpo de la modelo.

El problema tiene que ver con un vestido corto en azul petróleo, de gasa y con tirantes. Cuesta 44,99 euros y aparece, por el momento, agotado. La cuestión está en que, a la hora de mostrarlo sobre una modelo, la firma de moda se ha dejado las pinzas puestas para ajustarlo sobre el cuerpo de la joven, y lograr así que su corte parezca más adecuado a su silueta y acentúe el trasero.


A la izquierda, el vestido de ASOS, tal y como está en su web. A la derecha, el vestido con las pinzas.



ampliar foto
A la izquierda, el vestido de ASOS, tal y como está en su web. A la derecha, el vestido con las pinzas.

Este pequeño problema estilístico ha sido visto por una tuitera británica, que ha publicado varias imágenes en las que se pueden ver las pinzas. Sin embargo, en la página web de la firma dichas pinzas (y sus marcas) han desaparecido por obra y arte del retoque fotográfico. «Para todos los que justificáis el uso de estas pinzas, ¿acaso estáis a favor de una moda falsa?», pregunta Ronnie, la tuitera que dio con el fallo. Su mensaje inicial con las imágenes que evidencian el fallo ha sido retuiteado cerca de 70.000 veces en 24 horas.

La marca ha pedido disculpas y ha cambiado el producto en la web. «Hola Ronnie, gracias por alertarnos de esto. Sentimos ver que las pinzas se ven en las imágenes. Se lo haremos llegar a nuestro equipo de especialistas. Si tienes alguna pregunta mándanos un mensaje y estaremos felices de poder ayudarte», han escrito en Twitter en respuesta al mensaje de la joven.

ASOS es una empresa británica con casi 20 años de andadura que vende más de 87.000 productos tanto de su marca propia como de otras muchas y que tiene más de 18 millones de clientes activos. Se caracteriza por su amplia oferta de ropa, tanto en precio como en variedad, y ellos mismos aseguran adaptarse y ser accesibles para todo tipo de presupuestos, cuerpos y situaciones (la reina Letizia lució un vestido de ASOS para la visita oficial del presidente de China a Madrid), de ahí que resulte especialmente llamativa ya no la cuestión de dejarse las pinzas puestas, sino de ajustar tanto un vestido para crear una silueta que resulta casi artificial.