Las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros (apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues turísticos) superaron las 295.000 en mayo, lo que supone un descenso del 96,8% respecto a las 9,1 millones de pernoctaciones registradas en el mismo mes de 2019, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estadística recuerda que desde el pasado 11 de mayo los hoteles y alojamientos turísticos se han podido abrir al público, con ciertas restricciones, a medida que los territorios en los que están ubicados alcanzaban, al menos, la fase 1 de desescalada.

No obstante, dadas las limitaciones a la movilidad de la población como consecuencia del mantenimiento del estado de alarma, durante el mes de mayo sólo abrieron 19.647 de los casi 178.765 establecimientos extrahoteleros existentes en España, un 88,1% menos que en el mismo mes de 2019.

Durante el mes de mayo, 42.150 viajeros se alojaron en algún alojamiento turístico extrahotelero, con un total de 295.170 pernoctaciones. Esto supone un 1,9% del total de viajeros y el 3,2% del total de pernoctaciones estimadas hace un año. Los apartamentos turísticos son los más demandados, seguidos por los campings.

En los cinco primeros meses del año se han producido 14,3 millones de pernoctaciones en alojamientos turísticos españoles, un 60% menos que en el mismo periodo de 2019.