El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves mantener los tipos de interés en los niveles mínimos históricos en que llevan instalados desde marzo del 2016, como esperaba el mercado. El precio oficial del dinero, así, seguirá en el 0%, mientras que la facilidad marginal de crédito (el dinero que cobra a los bancos por prestarles) se mantendrá el 0,25% y la facilidad de depósito (el dinero con que remunera a los bancos por guardarles el dinero) permanecerá en el -0,50% (es decir, que les cobra en lugar de pagarles).

«El consejo de gobierno ha decidido reconfirmar la orientación muy acomodaticia de su política monetaria», ha apuntado en un comunicado. «El consejo de gobierno sigue estando preparado para ajustar todos sus instrumentos de la forma adecuada, con el fin de asegurar que la inflación avance hacia su objetivo de manera sostenida, conforme a su compromiso de simetría», ha añadido.

Los analistas lo daban por sentado, ya que la autoridad monetaria de la zona euro aprobó su última batería de medidas extraordinarias para recuperar la economía en diciembre (ampliación de la compra de deuda un 40%, hasta los 1,85 billones, y del plazo hasta marzo del 2022, así como nuevas inyecciones de liquidez masiva para la banca condicionadas a que las entidades concedan más créditos). El único matiz que ha introducido en el comunicado es que las compras de deuda podrían no agotarse si las condiciones de financiación son favorables, pero también podrían ampliarse si es necesario, algo que por otra parte ya había anunciado.

Te puede interesar

Así las cosas, todas las miradas están puestas en los mensajes que pueda lanzar su presidenta, Christine Lagarde, en la rueda de prensa posterior a la reunión. «No esperamos cambios en política monetaria, pero sí que Lagarde mantenga un discurso claramente acomodaticio, habiendo reiterado la semana pasada la necesidad de que los apoyos tanto monetarios como fiscales se mantengan en un contexto aún complicado en el corto plazo -restricciones a la movilidad por avance del covid, especialmente de las nuevas cepas más contagiosas- y aún a pesar de su optimismo con el medio plazo de la mano de las vacunas y la eliminación de ciertas incertidumbres -acuerdo Brexit, elecciones americanas-«, han apuntado los analistas de Renta 4.