Samsung se encuentra a tan solo unos meses de presentar su nueva serie Galaxy Note 10, ya que el 7 de agosto realizarán el evento que mostrará en detalle los terminales al mundo. Sin embargo, este lanzamiento se puede ver empañado por las disputas comerciales que están teniendo lugar entre Japón y Corea del Sur, país donde se encuentran las oficinas centrales de Samsung.

Act. a las 08:51

CEST


Javier Mañas

Japón impuso restricciones en las exportaciones de productos químicos a Corea del Sur a principios de mes para la producción de pantallas y componentes semiconductores. Según The Korean Herald, esto ha hecho que Samsung tenga que reducir la producción de sus procesadores Exynos 9825 en un 10%, lo que afectaría muy probablemente a la producción de la serie Galaxy Note 10.

NOTICIAS RELACIONADAS

Como consecuencia de esto, el vicepresidente de Samsung, Lee Jae-yong ha decidido visitar Japón y a sus proveedores para intentar encontrar una solución que pueda evitar las medidas impuestas por el país. Se espera que la serie Galaxy Note 10 llegue a finales de agosto, pero la compañía tendrá que apañárselas para poder satisfacer las demandas de terminales si no pueden producir tantos chips.