Apuesta personal de la exconsellera Àngels Chacón, Maria Teixidor se ha convertido en la primera mujer que preside el Circuit de Barcelona-Catalunya. Un desafío mayúsculo para la que hasta el mes de abril era la secretaria de la Junta del Barça y de donde se fue sin hacer ruido, un sigilo que quiere mantener declinando cualquier exposicón sobre la entidad azulgrana.

21/09/2020 a las 08:15

CEST


Su entrada en el Circuit coincide en un momento complicado, por el Covid-19, obviamente, pero también porque hay que negociar la continuidad de la F1 y MotoGP y también porque el Govern está en tiempos difíciles…

Impone, claro, pero afronto el reto con gran ilusión. La consellera Chacón me propuso un proyecto de futuro, convertir el Circuit en un pool de innovación conectado con la automoción, la movilidad y todo lo que es la transformación tecnológica que estamos viviendo.

¿Hacia dónde tiene que ir el Circuit?

El Circuit reúne una serie de circunstancias excepcionales para poderse posicionar en el núcleo de esta evolución necesaria que requiere el mundo del motor. El trazado está preparado para albergar carreras del más alto nivel, pero tiene que ser uno de los actores principales para interlocutar con las nuevas realidades, como la movilidad sostenible.

Renovar F1 y MotoGP

¿Los primeros objetivos que se ha marcado?

Tenemos tres ejes principales. El primero, lógicamente, la renovación de la F1 y MotoGP. El segundo, cómo se tiene que gobernar la entidad. Es una empresa pública y tiene una particularidad en la forma como se gestiona, buscar ser más ágiles. El tercero, el punto de tecnología que mencionaba antes, conectando el mundo del motor con la transformación tecnológica y la movilidad.

No hay contrato con la F1 para 2021…

Queremos que la F1 siga vinculada en el Circuit, como lo ha estado históricamente. Hemos tenido una toma de contacto y emplazado a una reunión con sus responsables, que primero quieren hacer un análisis de este año tan complicado que estamos viviendo y después abordar el siguiente calendario. Por la realidad del momento no podemos afrontarlo con la rapidez y agilidad que nos gustaría.

¿MotoGP?

Nos queda un año de contrato y, en este sentido, no hay tanta urgencia. Como Circuit queremos mantener las cuatro pruebas mundialistas que tenemos, pero las negociaciones son cosa de dos y hay que conocer los planes de la otra parte y adaptarse.

¿Las necesidades que hay que afrontar de inmediato?

Es temprano para pronunciarse para ser precisa. Estoy en una fase de conocer la casa, de análisis, del funcionamiento de la entidad y cómo hay que gestionarse.

¿No venir del sector del motorsport es un hándicap o una oportunidad para aportar nuevas ideas?

Lo veo como una fuente de riqueza absoluta. El mundo de hoy en día nos exige una nueva visión y los conocimientos de carreras del nuevo director con los míos se complementan para poder afrontar con garantías el reto que nos ofrece el hecho de que el mundo se está transformando a gran velocidad. Esto tiene que ver con entretenimiento, con ocio, con otros deportes en general y también con organización de equipos humanos.

La rentabilidad

¿El Circuit puede ser una institución rentable por sí misma, que viva sin ayudas?

Si nos centramos solo en los números de la actividad es imposible que sea económicamente rentable, pero si ampliamos la mirada y tenemos en cuenta la repercusión que aporta al entorno sale a relucir su relevancia. Albergar la F1 en un mercado global es muy caro, pero si queremos estar ahí, compitiendo al más alto nivel, formando parte de un escaparate a nivel mundial, necesitamos este punto de reclamo y un punto de generación de negocio e inversión para las empresas. Los estudios del impacto económico hablan por sí solo, de unos 340 millones de euros en el tejido empresarial que nos rodea y de unos 42 en cuanto a retorno en impuestos. No hay duda, si lo comparamos, que la inversión es rentable.

En los últimos años se ha hablando de buscar socios, incluso privados…

Hay que estudiar todas las posibilidades para encontrar la óptima. Es importante la declaración de acontecimiento de especial interés público para el GP de España de F1 y ello nos tiene que permitir encontrar patrocinadores en unas mejores condiciones y articular que el impacto negativo en las cuentas del circuito sea menor.

El Barça

No le gusta hablar del Barça, donde estuvo cinco años en la Junta antes de dimitir en abril. Desde entonces ha pasado un tsunami…

Lo dijimos todo en una carta los directivos que entonces dimitimos y su lectura responde a la pregunta.

Pero ahora estamos en proceso de una Moción de Censura…

El Barça es un club vivo y me parece muy bien que lo sea y que todo el mundo pueda expresarse.