Jorge Lorenzo ha respondido en Misano a las duras declaraciones del team manager del Repsol Honda Alberto Puig, que el miércoles, en un programa de DAZN, atribuyó los problemas del balear a una cuestión de “voluntad y coraje”.

Act. a las 19:25

CEST


Dolido, Lorenzo ha reivindicado su espíritu de sacrificio: “Le tengo mucho respeto a Alberto, es el jefe, pero nadie puede decir que no lo he intentado, porque he tenido muchos accidentes. Precisamente ese ha sido el problema, que apreté demasiado sin tener la moto por la mano. Me caí en Assen y Montmeló cuando comenzaba a conocer la moto. Más que falta de coraje o voluntad, es una cuestión del papel que ha jugado la lesión. Yo soy un piloto que necesita tenerlo todo en su sitio, y con esta moto no tengo confianza delante”, analizó. 

En una cosa sí coinciden Puig y Lorenzo. El responsable del box de HRC aseguró que “el equipo no está preparado por si a final de temporada Lorenzo decide bajarse de la moto, no tenemos nada pensado”. Y hoy Jorge ha avisado que no piensa rendirse y que su intención es cumplir sus dos años de contrato: “No se me pasa por la cabeza abandonar. Quiero ser el mismo que era antes de Assen”.

NOTICIAS RELACIONADAS

El mallorquín, que en Holanda se fracturó dos vértebras, se perdió cuatro carreras y todavía no está al cien por cien tras reaparecer en Gran Bretaña, ha explicado que:  “La lesión está bien, pero no estoy como el resto de los pilotos. Aún no estoy perfecto. Espero ser más competitivo que en Silverstone y seguir progresando”.