Lechuga de las liebres o cerraja

Las encontramos en bosques, jardines, al borde de senderos y caminos. Son las plantas silvestres comestibles.

No tenemos costumbre de incorporarlas a nuestros guisos y ensaladas, pero ello no significa que no tengan un interesante aporte nutricional.

Listado de plantas que podemos incorporar a nuestros menús

Hay plantas muy aromáticas que pueden ser interesantes para nuestra cocina. Otras son una especie de lechuga. Veamos algunas:

Lechuga de las liebres o cerraja

Lechuga de las liebres o cerraja

Es muy común en los campos. Tiene hojas comestibles, y es mejor si la planta es joven (antes de que salga la flor). A partir de la floración, se llena de una savia blanca muy amarga.

Esto mismo le ocurre a la lechuga común, la que usamos cada día en nuestra cocina. Por eso se recolecta también antes de la salida de las flores.

Hay diferentes tipos de cerraja, con hojas de formas muy variadas.

Te recomendamos leer: Remedio con lechuga, menta y miel para el insomnio

Diente de león (Taraxacum officinale)

Muy similar a la cerraja. Igualmente sus hojas son comestibles jóvenes, antes de que salga la flor y amarguen.

En muchos restaurantes, el diente de león ya se utiliza en guarniciones, ensaladas, etc.

Lechuga salvaje (Lactuca virosa)

Es igual que la lechuga común, la que tomamos cada día, pero en su versión salvaje.

Igual que las anteriores, hay que consumirla antes de que las hojas se vuelvan amargas.

Hemerocallis

Hemerocallis

Hemerocallis

Una planta que procede de Asia, aunque ya se ha extendido por toda Europa. Su flor tiene una durabilidad muy corta, por lo que se la denomina “lirio de día”.

Se trata de una planta básica en la medicina oriental.

  • Sus tallos y raíces son un eficaz analgésico que se ha usado desde hace siglos en el Lejano Oriente.
  • Igualmente son conocidas sus propiedades diuréticas e incluso antioxidantes.
  • En el aspecto culinario, también es una planta con relevancia en la cocina. Sus flores pueden adquirirse en el mercado para sopas, guarniciones, ensaladas, etc.

Verdolaga (Portulaca oleracea)

La verdolaga se cría en suelos arenosos, con poca humedad. Es el caso de los bordes de campos agrícolas o incluso en tiestos y macetas.

Goza de una gran capacidad de invadir campos y por esa razón hay quien la denomina “mala hierba”.

En lo referente a sus propiedades, la verdolaga destaca por su poder antioxidante y antiinflamatorio y nos ofrece:

  • Minerales (calcio, hierro, magnesio, potasio, azufre y fósforo)
  • Vitaminas C y A

Malva

Malva

Malva

Las hojas jóvenes de la malva son tiernas y se suelen consumir crudas. En el caso de las hojas más viejas, pueden cocerse como si fueran espinacas o acelgas.

También está extendido el consumo de sus flores.

Bledo o cenizo (Chenopodium)

Una planta de la misma familia que las espinacas (Chenopodioideae). Su nombre viene de la forma de la hoja: “cheno”.

  • Del bledo son comestibles las hojas, tanto crudas como cocinadas.
  • Con respecto a los frutos, con ellos se hacen bebidas, harina, pan, etc. Su Leer Más

    Source:: Mejor con Salud