Es un real desafío mantenerse en forma en un mundo que sin querer termina promoviendo el sedentarismo. Estamos largas horas en el trabajo sentados frente a un computador y luego en casa descansando sin animo ni de salir, hacer ejercicio o prepararse algo saludable. Entonces como hacemos para intentar mantener un buen estado físico si el tiempo nos juega en contra. Armamos una pequeñas lista con cosas que puedes incorporar a tu día a día que te mantendrán fibrosos sin tener que salir pisar un gimnasio.

1. Renuncia a los asesores y escaleras mecánicas.

Son muchas las instancias donde podemos usar las escaleras pero optamos por hacer el menos esfuerzo posible. En el metro, llegando a casa, en los centros comerciales, solo por nombrar algunos. Imagina la cantidad de escaleras que podrías estar subiendo con este pequeño habitat.

2. Remplaza tu medio de transporte

Sea llegar al trabajo, a la universidad o a verse con un amigo, si te demoras menos de 30 minutos caminando para llegar, entusiásmate hacerlo a pie. Una perfecta instancia para ir pensando, observando y haciendo cardio. Mejor aun, animate a dejar la locomoción publica y el auto del todo, para remplazarlo por una bicicleta. Menos estrés, menos gastos, menos contaminación y más salud.

3. Personaliza tus objetivos y ponte metas reales

Esto ayuda a ser disciplinado y motivado. Si realmente quieres mantenerte bien, hazlo con un objetivo en mente, sea bajar unos kilos, o bajar una talla. Recuerda ese objetivo que te pusiste. Si ayuda, escribe esta meta en un lugar donde lo veras todos los días.

4. Aprovecha el buen tiempo para caminar

Cuantas veces nos quedamos en casa pegados a Netflix mientras afuera nos espera un hermoso día. Aprovecha de salir…y de caminar.

5. Alimentación y vida en equilibrio

Cuida lo que comes. Los alimentos son un aspecto clave a la hora de mantener el peso. Come saludable durante la semana y deja el fin de semana para comer lo que quieras. Que las proporciones sean adecuadas, y no pases muchas horas sin alimentarte.

6. ¡Aprovecha de dormir todo lo que puedas!

Aunque parezca demasiado bueno para ser verdad, lo cierto es que dormir bien tiene una gran influencia a la hora de mantener un cuerpo saludable, y puede incluso ayudarte a perder peso.

En promedio dormir menos de siete horas hace que las personas quieran comer más al día siguiente. Esto, porque una noche de sueño interrumpido afecta la hormona leptina, encargada de avisar al hipotálamo que el cuerpo ya tiene reservas necesarias, por lo que debe inhibir el apetito.

The Leer Más

Via:: El vaso medio lleno