Noticiascuriosas.com/Madrid.- Como si quisieran mantener la suntuosidad y pomposidad del entorno. Como si pretendieran honrar la memoria de la Emperatriz Sissí recordando que paseaba por sus jardines. El caso es que un grupo de patos reclama la atención de los turistas que visitan el Palacio de Schönbrunn en Viena. Y lo hacen, porque aprovechan los nenúfares de uno de los estanques para echarse plácidamente una siesta, en una escena que llama la atención de los visitantes, que no dudan en inmortalizar la escena con sus cámaras. Una siesta de lujo acorde con el lugar.