Noticiascuriosas.com/Madrid.- Las rayas de los animales continúan siendo objeto de numerosos estudios científicos. Y si en su día nos hacíamos eco de un estudio que aseguraba que las rayas de las cebras se debían a un efecto para evitar a los mosquitos, ahora un estudio concluye algo parecido: las rayas se utilizan para huir de los depredadores.. Sin embargo, añade otro aspecto muy curioso. Afirma que el diseño de las rayas muestra a los miembros de la manada la dirección en la que huir.

La investigación ha sido publicada en la revista Proceedings of the Royal Society B. Y ha sido liderada por investigadores españoles de la Estación Biológica de Doñana del Centro Superior de Investigaciones Científicas (EBD-CSIC) .

En ella se analizaron analizaron cerca de 800 especies divididas en cuatro grupos de animales. Había mamíferos -fundamentalmente rumiantes como gacelas, cebras o jirafas-, aves limícolas (de marisma), ánsares como patos y gansos -del mismo grupo filogenético-, y peces de arrecifes de coral.

Los estudiosos constataron que las rayas de los animales laterales son más frecuentes en especies sociales. Y están menos presentes en especies solitarias o menos vulnerables a la depredación, como los gansos o los cisnes, que al ser de gran tamaño no tienen depredadores como los patos pequeños que son objetivo de los halcones.

Mecanismo de comunicación

Los investigadores llegaron a la conclusión de que esos patrones corporales son un mecanismo de comunicación. Sirve a los individuos para formar grupos compactos y tomar la misma dirección sin provocar choques en cadena. También para confundir a los depredadores con las bandas en movimiento.

“Creemos que las rayas de los animales son como flechas que indican la dirección del movimiento. Y eso sirve para que cuando uno de ellos tiene que tirar de los demás -porque ha detectado a un predador o porque ha decidido ir en una dirección- los demás le sigan”, ha asegurado Juan José Negro, investigador y exdirector de la EBD-CSIC.