Noticiascuriosas.com/Madrid.- Un tipo de meteoritos formados dentro del Sistema Solar, las condritas de enstatita, pudieron proporcionar a la proto-Tierra al menos tres veces la masa de agua de sus océanos.

Así lo ha concluido una investigación franco-estadounidense liderada por Laurette Piani del Centro francés de Investigaciones Petrográficas y Geoquímicas y publicada en Science.

Los modelos de formación del Sistema Solar apuntan a que la Tierra debería estar seca. Pero sus océanos y atmósfera lo contradicen. Hasta ahora se consideraba que el agua llegó tras su formación, posiblemente por materiales como los meteoritos de carbonita, que se originaron en el Sistema Solar exterior, donde el agua era más abundante.

Más hidrógeno

El estudio ha analizado este tipo de meteoritos, los cuales son muy escasos y de los que se había asumido que eran demasiado secos para proporcionar agua al Tierra, pues se formaron cerca del Sol, donde el hielo no podía sobrevivir. Sin embargo, el estudio ha concluido que albergan mucho más hidrógeno del que se suponía.

Los autores estiman que los materiales similares a la CE que se fusionaron durante la formación temprana del planeta “podrían haber suministrado suficiente hidrógeno a la proto-Tierra en crecimiento para proporcionar al menos tres veces la cantidad de agua en los océanos actuales”.

La relación de deuterio e hidrógeno y las composiciones de isótopos de nitrógeno de las EC analizadas “se alinean estrechamente con las del manto de la Tierra”, apoyando las afirmaciones de que los orígenes del agua está dentro de las rocas a partir de las cuales se construyó el planeta, señala el artículo.