Noticiascuriosas.com/Madrid.- Este martes 30 de junio se celebra el Día Internacional del Asteroide, un día en el que la ONU pretende concienciar a la población del peligro que suponen los objetos que podrían chocar con la Tierra. Aprovechando esta celebración, ayer se publicó un estudio en la revista PNAS defendiendo la teoría de que fue un gran asteroide el que causó la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años. La otra teoría es que desaparecieron por culpa de la actividad volcánica.

Alessandro Chiarenza, del Imperial College London, y director del estudio asegura que las grandes erupciones volcánicas que azotaron el planeta no fueron tan intensas como para responsabilizarlas de la desaparición del 75% de los seres vivos. Y sin embargó, sí lo pudo causar la enorme roca que dejó como huella el cráter de Chicxulubo.

Va más allá. Afirma que erupciones muy intensas habrían dejado zonas cercanas al Ecuador aptas para la vida y que incluso a largo plazo, el vulcanismo y su calor pudieron ayudar a calentar el planeta y a contribuir a restablecer el equilibrio de los ecosistemas.