Sony ha movido ficha para acercarse más al público gamer. Lo ha hecho con una nueva marca, Inzone, y con dos tipos de dispositivos: monitores y auriculares. Los que hoy nos ocupan son los auriculares, en concreto los Inzone H9. Estos son los buques insignia de la gama, los más potentes y los que ofrecen un lote más completo de funciones.

Desde Xataka llevamos ya unos días usándolos para jugar para traeros este, su análisis, y ojo, que aunque no son unos auriculares perfectos, los Inzone H9 tienen algunas cosas interesantes. Cosas como cancelación de ruido, sonido espacial 360 y una autonomía de hasta 32 horas. Dicho lo cual, ¿qué tal se comportan? Vamos a verlo.

¿Son unos auriculares caros siempre mejor que unos económicos?

Diseño: muy cómodos, pero…

Sony Inzone H9 16

Aunque la presentación de los auriculares deja bastante que desear (como le sucede a la PS5, todo sea dicho), los Sony Inzone H9 son unos auriculares realmente modernos y elegantes. A diferencia de otros auriculares gaming, como la gama JBL Quantum o mis Corsair Virtuoso, los Inzone H9 no tienen esa estética gaming tan agresiva y característica del sector, sino que siguen las líneas de diseño del resto de dispositivos diseñados para PS5.

Son unos auriculares de diadema hechos de plástico, demasiado plástico para unos auriculares de 300 euros, en mi opinión. El plástico se siente poco premium, nada que ver con el que tienen los mandos de PS5 o la propia consola, sin ir más lejos. La diadema, los enganches y el micrófono, todo, salvo las almohadillas, es de plástico. Blanco y elegante, sí, pero plástico.

Sony Inzone H9 19

Como punto positivo, destacar que el plástico es resistente, lo que nos permite abrir los auriculares con bastante fuerza y que vuelvan a su posición / no den la sensación de que se vayan a partir. Por no hablar de que una de las ventajas del plástico es, precisamente, el peso o, mejor dicho, la falta del mismo.

Cada auricular está enganchado a la diadema mediante un sistema que permite pivotar el auricular 90 grados hacia dentro y que tiene cierto margen de inclinación vertical, de forma que los auriculares se adaptan mejor a la forma de nuestra cabeza. Esto nos ha gustado mucho porque ayuda a mejorar notablemente la ergonomía de los auriculares. Y es que todo lo que no tienen de premium en acabados lo tienen de cómodos, pero ahora vamos a eso.

Sony Inzone H9 9

En el auricular izquierdo tenemos una rueda de volumen con un sutil relieve que ayuda a localizarla rápidamente. También tenemos un botón para alternar entre la cancelación de ruido y el modo ambiente, el puerto USB tipo C para la recarga (y sí, se pueden usar mientras se cargan), un LED que indica el estado de carga y conexión y el micrófono.

Sony Inzone H9 7

El micrófono no se puede retirar, algo que me parece un error. Lo que sí se puede hacer es subirlo, algo que, de paso, silenciará el micrófono automáticamente. El acople del micrófono nos permite dejarlo en cualquier posición y, además, el propio soporte puede doblarse haciendo algo de fuerza para poner el micrófono en la posición que queramos. Que no se pueda quitar: mal. Que se pueda poner en diferentes posiciones: bien.

Sony Inzone H9 20

En el auricular derecho tenemos el botón de encendido, el botón de Bluetooth (aunque usemos un dongle para conectar los auriculares, también se puede usar la conexión Bluetooth para las funciones de chat) y dos botones: «Game» y «Chat». ¿Para qué sirven? Para modificar el equilibrio del sonido. Si pulsamos “Game”, se potenciará el sonido del juego por encima de la voz de nuestros amigos en Discord. Si pulsamos “Chat”, todo lo contrario.

En ambos auriculares tenemos iluminación de color blanco y azul en la parte superior, aunque es bastante anecdótica

En cuanto a las almohadillas, sin ninguna sorpresa para bien. Son las mismas almohadillas que los Sony WH-1000XM5, un cuero suave y cómodo que recubre perfectamente la oreja, que es cómodo y que, de por sí, nos aísla bastante. Lo que no me ha gustado tanto es la malla que recubre el driver, que es bastante fina y se aprecia bastante frágil a un posible daño por descuido.

Inzone H9

Los auriculares pueden bajarse para adaptar su posición al tamaño de la cabeza en hasta 11 niveles. Escucharemos un click por cada nivel que nos desplacemos, lo que también indica que la posición ha quedado fijada. El sistema es resistente y no hemos tenido problemas de ningún tipo durante nuestras sesiones de juego.

La diadema, por su parte, también está acolchada con un material sintético de apariencia de cuero que es agradable al tacto. Es normal sentir cierta presión en la parte superior de la cabeza cuando llevamos muchas horas jugando si la diadema no está bien acolchada. Eso no pasa con los Inzone H9. Si dedicamos un rato a poner los auriculares en la posición óptima, conseguiremos una ergonomía más que notable.

Inzone H9

Y es que la comodidad es una de las grandes claves de los Inzone H9. Decíamos antes que son de plástico y sí, lo son, pero eso permite que sean ligeros, lo que mejora la ergonomía. Yo uso unos auriculares Corsair Virtuoso en mi día a día y los Inzone H9, aunque tienen un peso similar (360 gramos los Corsair y 330 gramos los Sony), se sienten mucho más ligeros.

Si bien es cierto que los acabados no son los más premium y que por 300 euros podríamos pedir materiales más nobles, la realidad es que esto se compensa con unos auriculares ligeros, cómodos, disfrutables y que nos permiten jugar durante varias horas sin molestias. Y ahora que ya los conocemos por fuera, vamos a ver qué tal se juega con ellos.

Sony Inzone H9 15

Eso se puede hacer en dos plataformas: en PC y en PlayStation 5. Para ello usaremos el dongle incluido en la caja. Este dongle (2,4 GHz) tiene una pestaña que podemos mover para seleccionar una u otra plataforma, según el contexto. El problema, ojo, es que el sonido espacial solo está disponible en PC. El resto de funciones sí son compatibles con PS5.

Jugando con los Sony Inzone H9

Sony Inzone H9 5

Pero vayamos al grano del asunto: la experiencia jugando mientras llevamos los Sony Inzone H9. Los Inzone H9 incorporan un driver de 40 milímetros, así como una serie de micrófonos para darle vida a la cancelación de ruido. Son estos dos sus principales virtudes, además del sonido 360 del que hablaremos más adelante.

Por un lado, el sonido. No vamos a centrarnos en música porque son auriculares gaming y para escuchar música hay muchas otras opciones mucho más completas en este aspecto por este mismo precio. ¿Se puede? Se puede, y bien de hecho, pero por 300 euros hay opciones mucho más recomendables. Así pues, hablaremos de cómo se escuchan los videojuegos y la experiencia que ofrecen.

Sony Inzone H9 13

Los auriculares se escuchan realmente bien, en pocas palabras. El sonido es nítido y claro, lo que nos permite escuchar detalles de los videojuegos que, de otra forma, nos perderíamos en mayor o menor medida. Un ejemplo sencillo: los casquillos de balas cayendo al suelo en ‘Battlefield 2042’ (sí, soy de los que siguen jugando a ‘BF2042’ y lo disfrutan), pero también los pasos y disparos lejanos en ‘Valorant’.

El nivel de volumen máximo es correcto, lo suficientemente alto para escuchar todo bien sin llegar a destrozarnos los oídos. Los graves tienen cierta pegada, aunque dependiendo del juego esto será más o menos evidente, y las voces y diálogos se escuchan claro, lo que demuestra una buena representación de las frecuencias medias y agudas. En líneas generales, nos hemos quedado bastante contentos.

Sony Inzone H9 11

Desde la app para escritorio también podremos modificar la supresión de ruido, cambiar el volumen, acceder a un ecualizador para trastear con las frecuencias, modificar el comportamiento del micrófono y ajustar la configuración de los auriculares. Es una app bastante sencilla y a la que seguramente accedamos un par de veces para, después dejarla funcionando en segundo plano.

Inzone HUB

Algo que nos ha gustado especialmente es la representación de la escena sonora. Como todo jugador de shooter sabrá, la experiencia mejora muchísimo cuando estás al tanto de todo lo que está pasando alrededor, desde pisadas y carreras hasta el sonido de un enemigo recargando. Todo eso ayuda a tener una mejor idea de en qué situación estamos y actuar en consecuencia.

Los Inzone H9 tienen un buen rendimiento en este aspecto gracias al sonido espacial. Mediante el software para PC, Inzone Hub, podemos activarlo y generar un perfil personalizado mediante la app 360 Spatial Sound Personalizer (iOS, Android). Básicamente, hay que crear una cuenta de Sony (si tienes una de PlayStation puedes usar la misma), echarle una foto a nuestra oreja y esperar a que el servicio la analice y genere el perfil personalizado. Este se importará automáticamente a la app, que tendremos que mantener abierta para que el perfil funcione.

Generación del perfil

¿Cómo funciona? Esta tecnología reproduce las señales de audio estéreo de dos canales en sonido envolvente 7.1. Imagina que estás en un tiroteo y alguien dispara de frente mientras un tanque pasa por la derecha y una granada explota a tu izquierda. Con el sonido estéreo, escucharás los sonidos por el auricular que corresponda y ya. Con el sonido 360 es como estar allí en medio.

El tanque a tu derecha ya no pasa a tu derecha, sino que pasa desde atrás hacia delante por tu derecha, haciendo el recorrido. La granada no solo explota a tu izquierda, sino que sabes a qué distancia aproximadamente lo ha hecho. Los pasos ya no están “a la izquierda”, sino que están a la izquierda y bastante lejos o cerca. Eso es lo que permite el sonido espacial y funciona realmente bien.

Sony Inzone H9 10

Esto también lo podemos aprovechar (más o menos) en la PlayStation 5 con su motor Tempest (sonido 3D), por ejemplo, y en juegos como ‘Ghost of Tsushima’ es impresionante el efecto. Apreciar cómo el viento te viene desde atrás, cómo se acerca los enemigos por los lados y, cuando hay relámpagos, cómo suena por el otro, es muy satisfactorio. Este efecto está muy bien conseguido y es muy disfrutable.

En cuanto al micrófono, el rendimiento es correcto, pero sin más. Se escucha bien, sobre todo para ser para ser un micrófono incorporado, y es suficiente para mantener una conversación por Discord o por el grupo de PlayStation 5. La voz se escucha un poco plana, pero nada fuera de lo normal. Es, digamos, un micrófono suficiente.

La cancelación de ruido no está nada mal

Sony Inzone H9 17

Los Inzone H9 son los únicos Inzone lanzados hasta la fecha que tienen cancelación de ruido activa. No es, ni de lejos, tan efectiva como la de los Sony WH-1000XM5 u otros auriculares de gama alta, pero cumple su cometido: anular sonidos típicos de casa. Es compatible tanto en PC como en PS5 y se aprecia bastante su funcionamiento. Se agradece que esté disponible y es un añadido que, sin duda, marca la diferencia.

¿En qué contexto? Al jugar en PC, por ejemplo, los auriculares son capaces de anular el sonido del exterior, de los ventiladores del PC y del ventilador del techo. También disminuye bastante el sonido del teclado mecánico, aunque ayuda, evidentemente, el sonido del propio juego. Funciona bien y nos hemos quedado más que satisfechos.

Sony Inzone H9 3

Jugando en la PlayStation 5, sita en el salón, hemos podido disfrutar de los juegos sin tener de fondo el sonido de la desbrozadora de las zonas comunes que estaba funcionando en ese momento, como tampoco hemos oído ruidos procedentes de la casa, como abrir o cerrar un cajón o una puerta (salvo que lo hagas muy fuerte, evidentemente).

Si queremos permanecer al loro de lo que está pasando, podemos activar el modo ambiente con solo pulsar un botón. Este nos permite escuchar, por ejemplo, el timbre de la puerta o a la persona que tengamos al lado. Sony sabe lo que se hace en este aspecto y el efecto está muy conseguido.

Sin ser la mejor cancelación de ruido que hemos probado, la de los Sony Inzone H9 es efectiva y cumple su cometido

Un aspecto importante a tener en cuenta es que, cuando tenemos el micrófono bajado y aunque tengamos la cancelación de ruido activa, tendremos algo de retroalimentación en los auriculares para que podamos escucharnos a nosotros mismos. Es bastante agresiva, hasta el punto de que podéis escucharos respirar. Si no tenéis un chat de voz activo y queréis aislaros más, mi recomendación es que activéis la cancelación de ruido y subáis el micrófono.

Batería: algo de lo que no preocuparse

Sony Inzone H9 6

Terminamos este análisis hablando de la batería. Como es costumbre, Sony no ha desvelado la capacidad de los mismos, simplemente se ha limitado a decir que tiene hasta 32 horas de autonomía con la cancelación de ruido activa apagada. Curiosamente, tiene menos autonomía que los Inzone H7, que llegan a las 40 horas. Según Sony, es por la iluminación de la zona superior.

Agotar la batería de estos auriculares es complicado en sesiones de juego normales, de dos o tres horas, cuatro o cinco horas en las más largas. Podemos quedarnos tranquilos en ese aspecto. Si jugáis todos los días un par de horas, tranquilidad, porque la batería aguantará sin problema incluso con la ANC encendida.

La batería no es un problema, y menos cuando sabemos que se pueden usar mientras los cargamos

En cualquier caso, los auriculares se pueden usar mientras se recargan (vía USB tipo C), por lo que si os quedáis sin batería durante la partida podéis enchufarlos al ordenador y seguir usándolos sin problema. En ese sentido, un aspecto interesante es el sistema de carga rápida, que permite obtener una hora de juego en solo diez minutos.

Sony Inzone H9, la opinión de Xataka

Sony Inzone H9 4

Tras haber probado los Inzone H9, podemos concluir que son unos auriculares gaming bastante capaces que saben brillar donde tienen que brillar: en sonido in-game, en cancelación de ruido y en autonomía. No obstante, su acabado deja algo que desear, en tanto que valen 300 euros y los acabados no son los más premium.

Los auriculares se escuchan realmente bien y se agradece cuando estamos jugando. Es una experiencia muy buena y, francamente, dudo que cualquier persona eche de menos un mejor sonido. La cancelación de ruido también tiene su punto (aunque no es la misma, ni de lejos, que la de los auriculares de ese rango de precios) y la batería cumple.

El problema es justificar los 300 euros. Es cierto que son compatibles con el sonido 3D de PlayStation 5 y que el sonido espacial es interesante, y es en el caso de que los valoremos cuando quizá merezcan la pena. No obstante, dependerá del juego al que juguemos y de qué tipo de usuarios seamos. No es necesario gastar 300 euros en unos auriculares para jugar en condiciones.

Estos auriculares han sido cedidos para este análisis por Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con las empresas.