Astrónomos de la Universidad de Maryland (EE UU) han conseguido captar por primera vez imágenes de todas las fases del estallido natural de un cometa mientras se acercaba a la Tierra. Lo han logrado gracias a los datos del satélite TESS de la Nasa, empleado para ver planetas extrasolares, que han capturado la emisión explosiva de polvo, hielo y gases del cometa 46P/Wirtanen.

​El estallido del Wirtanen comenzó el pasado 26 de septiembre, aunque su posición más cercana a la Tierra se produjo el 16 de diciembre. El brillo inicial del estallido se produjo en dos fases distintas, con un destello de una hora seguido de uno en la gradual segunda etapa que continuó creciendo más brillante durante otras 8 horas.