Las empresas tecnológicas chinas cada vez lo tienen más complicado para operar en Estados Unidos. El ataque a TikTok por parte del gobierno estadounidense parece ser que era sólo el inicio, las autoridades americanas ahora planean limitar a prácticamente todos los servicios de Internet que tengan sede en China. Así lo han anunciado mediante su nuevo programa Clean Network.


Mike Pompeo, Secretario de Estado del gobierno estadounidense, ha anunciado las nuevas medidas que van a tomar para evitar que la información «más sensible» de empresas y ciudadanos estadounidenses llegue a «actores malignos como el Partido Comunista Chino». En esencia, un enorme veto a empresas con sede en China que en consecuencia están obligadas a ofrecer información a las autoridades en caso de ser pedida.

Screenshot 2 Mike Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos.

El país americano hace una llamada a sus países «aliados» para sumarse a esta iniciativa sacando de sus estados a compañías chinas para «asegurar nuestros datos de la vigilancia del Partido Comunista Chino y otras entidades malignas».

Clean Network, el gran firewall estadounidense

El programa bajo el nombre Clean Network en realidad parte de una iniciativa anterior en la que han estado vetando la inclusión de operadoras chinas para la instalación del 5G. O lo que es lo mismo, los diferentes bloqueos a Huawei a lo largo del último año. Compañía a la que Mike Pompeo acusa de «abusador de los derechos humanos».

s

Clean Network acaparará por lo tanto los siguientes apartados:

  • Operadoras: Afecta a empresas que ofrecen sistemas para el funcionamiento de las comunicaciones por operadoras, como es el caso de Huawei y su sistema 5G.
  • Tiendas de apps: Pide eliminar de tiendas de apps y servicios aquellas que sean «no confiables» y «apps del Partido Comunista Chino que atentan contra la privacidad, difunden virus y despliegan propaganda y desinformación». En este apartado en teoría entraría TikTok, aunque en ningún momento es mencionada, probablemente por el hecho de que esté en proceso de compra por parte de Microsoft.
  • Apps en móviles chinos: Veto a que apps «confiables» se instalen en las tiendas de apps chinas o vengan preinstaladas en móviles provenientes de fabricantes chinos.
  • Almacenamiento en la nube: Busca evitar que datos sensibles de ciudadanos estadounidenses se almacenen en servidores a los que tiene acceso empresas chinas como Alibaba, Baidu o Tencent.
  • Tráfico por cables submarinos: Planean asegurar que los cables submarinos que conectan el mundo no son accesibles para el Partido Comunista Chino.

Si bien no hay medidas concretas que se van a tomar ni fechas exactas, este anuncio es en cierto modo una forma de oficializar la línea que ha decidido seguir Estados Unidos en la particular guerra tecnológica con China. El país asiático ya tiene su gran firewall desde hace años, ahora la separación parece ser más clara con otro muro levantado en el continente americano.

Vía | Enric Luján
Más información | U.S. Department of State
Imagen | Cage Skidmore

Temas