Un gran nido de dinosaurio, que contiene al menos 12 huevos y se encontraba integrado en un bloque de roca de más de dos toneladas de peso, ha sido extraído del yacimiento de Loarre (Huesca). El análisis preliminar apunta que pertenecen a dinosaurios Saurópodos titanosaurios, unos herbívoros cuadrúpedos de largas colas y cuellos que podrían alcanzar los 20 metros de longitud.

Los fósiles encontrados son esféricos, tienen unos 15 centímetros de diámetro, presentan un estado de conservación óptimo y se encuentran agrupados, sugiriendo la existencia de varios nidos. De hecho, se ha extraído otro nido y se han descubierto una treintena de huevos que se suman a los más de 60 identificados hasta la fecha.

La actuación paleontológica, dirigida por Miguel Moreno-Azanza, Carmen Núñez-Lahuerta y Eduardo Puértolas (Universidade Nova de Lisboa/Grupo Aragosaurus-IUCA), ha contado con la participación de 25 paleontólogos y estudiantes de instituciones españolas, portuguesas y alemanas, con un total de siete nacionalidades diferentes, atestiguando la gran relevancia y proyección de este proyecto científico.

Trabajos de excavación en Loarre
Trabajos de excavación en Loarre
UZ

El fósil había sido protegido con celulosa y escayola durante la campaña de 2020, y fue reforzado con una estructura metálica y una cubierta de poliuretano para su protección durante la posterior extracción. En total, cinco personas han dedicado ocho horas al día durante 50 jornadas para excavar el nido, que fue finalmente sacado con ayuda de una máquina excavadora. Es poco habitual que se extraigan bloques de estas dimensiones en una actuación paleontológica, pero a pesar de las dificultades técnicas que conlleva este proceso, la operación ha sido un éxito.

Este gran bloque, así como otros diez de menor tamaño extraídos este año, ha sido transportado a un almacén provisional en la localidad de Loarre, a la espera de la culminación de las obras de acondicionamiento del futuro Laboratorio-Museo que se localizará en el casco urbano de la población oscense. Se espera que para la próxima primavera el espacio abra sus puertas a los visitantes que podrán seguir en directo el proceso de preparación y estudio de los fósiles de este yacimiento.