El batacazo de las criptomonedas está arrastrando a más empresas de las esperadas. Si el sector tecnológico lo está pasando mal, el cripto vive un momento que puede definir su viabilidad futura. Los despidos se cuentan por miles y no hablamos de proyectos de riesgo, sino empresas establecidas con una propuesta que va mucho más allá de la pura especulación.


Los despidos de Coinbase fueron el primer aviso. Mediante un correo corporativo se avisó a cerca de 1.100 empleados que habían sido despedidos. Fue la medida de Brian Armstrong, CEO de Coinbase, para anunciar una reducción de plantilla del 18%. Un movimiento muy duro para una empresa que cotiza en bolsa y tenía más de 6.000 empleados.

Pero este mes de junio que ahora termina ha sido una sangría para los trabajadores de empresas cripto. Unos 2.000 empleados han sido despedidos este mes. Además de los de Coinbase, hemos visto despidos en Gemini, con un 10% de su plantilla; Crypto.com, con 260 empleados que suponen el 5% de su plantilla; BlockFi con el 20% de su plantilla o Buenbit, que ha despedido a unos 80 empleados, el 45% de su plantilla.

Bitpanda, el gran exchange europeo anuncia 250 despidos. Uno de los referentes europeos del sector cripto, Bitpanda, también ha anunciado recientemente una reducción de plantilla. De los cerca de 1.100 empleados, Bitpanda se quedará con 730 empleados, recortando un 10% su equipo de ingenieros y despidiendo a un gran número de coordinadores.

El panorama ha cambiado totalmente en pocos meses. «En los últimos meses, el sentimiento del mercado ha cambiado drásticamente, impulsado por las tensiones geopolíticas, el aumento de la inflación y las preocupaciones sobre la inminencia de una recesión. Aunque sabemos que la industria es cíclica, nadie sabe cuándo cambiará el sentimiento del mercado», resumen desde Bitpanda. En agosto del año pasado, la compañía austriaca fue valorada en unos 4.100 millones de dólares.

«Ahora estamos en la fase de contracción que se está asentando en un período de parada, lo que nuestra industria denomina ‘criptoinvierno’. Todo esto se ha visto agravado por la actual agitación macroeconómica y geopolítica», explican los hermanos Winklevoss, dueños del exchange Gemini, los primeros milmillonarios del Bitcoin y conocidos por su conflicto con Mark Zuckerberg.

Todavía hay empresas cripto que apuestan por seguir contratando. En medio de los despidos, algunas empresas del sector quieren seguir apostando por crecer. Es el caso de Bit.com o de Bit2Me. «Son tiempos difíciles. Muchas empresas despidiendo, tradicionales, tecnológicas, e incluso grandes de nuestro sector, como Coinbase, pero nosotros no solo no estamos despidiendo, sino que seguimos contratando», explica Leif Ferreira, CEO de la empresa cripto española. Un mensaje de optimismo en medio de una dura crisis. El tiempo dirá si el sector cripto es capaz de salir adelante o sus días de grandes inversiones han pasado.