Un polémico proyecto de ley para castigar a violadores y asesinos de niños está ganando réditos, y avanzando a grandes pasos, en Pakistán.

Fue presentado por el viceministro de Asuntos Parlamentarios, Ali Mohamed Khan, y, según la agencia de noticias ‘Efe’, ya fue aprobado por la Asamblea Nacional (una especia de Cámara de Representantes en Colombia).

Se trata de una propuesta que busca que quienes abusen o violenten a los menores sean ahorcados en plazas públicas.

Y aunque muchos la han apoyado, algunos sectores del gobierno y partidos políticos han sido muy críticos.

La ministra de Derechos Humanos pakistaní, Shireen Mazari, dejó claro que el gobierno está en contra y del proyecto, mientras que Fawad Hussain, el ministro de Ciencia y Tecnología, la describió como “brutal y bárbara”.

No es una propuesta apropiada para dar solución a estos crimines

“No es una propuesta apropiada para dar solución a estos crimines”, agregó Hussain.

En enero pasado, la Asamblea ya había validado un proyecto de ley que contempla mecanismos de respuesta para la desaparición de menores, castigos para los policías que no reaccionen a tiempo y penas para los pederastas.

Con este nuevo, lo que buscan es endurecer mucho más las acciones contra este flagelo.

El próximo paso de la propuesta será el Senado, pero su camino allí pinta más complicado.

Según un informe de la ONG Sahil, se denunciaron 3.832 casos de abusos sexuales a menores en Pakistán en 2018, un 11% más que el año anterior, aunque los activistas creen que los datos reales son muy superiores.

Tendencias EL TIEMPO y Efe