Varios congresistas de Estados Unidos se han pronunciado sobre las jornadas de protestas que se registran en Colombia y la violencia que embarga a ciudades como Cali. En particular, expresando su alarma por la respuesta que está dando a la situación la Policía y el ESMAD.

Gregory Meeks, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, dijo este martes estar «sumamente preocupado por la brutal respuesta de la Policía y el ESMAD a las protestas en Colombia».

Le puede interesar: Paro nacional 4 de mayo: cierran estaciones de TM por protestas

Según Meeks, su alarma es particular para el caso de Cali y le pidió al presidente Iván Duque «desescalar la violencia y dejar claro que el uso excesivo de la fuerza es inexcusable».

Por su parte Jim McGovern, representante a la Cámara por el estado de Massachusetts, se mostró perturbado por la reacción de la fuerza pública durante el fin de semana y dijo que parecía parte de «un patrón de conducta de uso excesivo de fuerza, asesinatos, y violaciones a los derechos humanos contra manifestantes», como se vio en septiembre de 2019.

Plan Vivienda de Cali

Gregory Meeks, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara.

Foto:

Cortesía alcaldía de Cali

«La protesta pacífica y las expresiones de libertad deben ser respetadas en todo lugar. La ayuda de EE .UU. para la policía (colombiana) requiere de fuertes condiciones. Debemos aplicar la enmienda Leahy. No dar ayuda a las unidades de ESMAD que violan los derechos humanos» dijo McGovern a través de su cuenta en Twitter.

La enmienda Leahy, nombrada en honor del actual senador Patrick Leahy impide que se entreguen recursos de EE. UU. a miembros de la fuerza pública acusados de este tipo de crímenes.

Tanto Meeks como McGovern pertenecen al partido demócrata, que actualmente controla la Cámara y el Senado en EE. UU.

WASHINGTON

Siga leyendo

‘Este es un momento de serenidad, de buscar la concordia’: Vice-El costo de una ciudad paralizada por las marchas y el vandalismo