Un choque entre un camión y un autobús dejó, este miércoles 25 de noviembre, 41 muertos y varios heridos, según el último balance oficial, en Brasil. Los hechos ocurrieron cerca de la ciudad de Taguaí, en el estado de Sao Paulo.

La Policía Militar (PM) informó que 37 personas murieron en el lugar del accidente. Otras 14 fueron rescatadas con vida, de estas, cuatro fallecieron en unidades hospitalarias y nueve se encuentran en grave estado de salud.

(Lea también: Hombre fue asesinado a golpes por guardas de seguridad de supermercado).

Las operaciones de rescate por parte de decenas de bomberos y policías no fueron sencillas, pues el autobús, que transportaba trabajadores de una empresa textil, quedó parcialmente destrozado.

«Cuando los efectivos llegaron al lugar había cuerpos por doquier, no era posible decir quién estaba en el camión o en el autobús
«, dijo un asesor de la Policía Militar a la agencia ‘AFP’.

El accidente fue uno de los más graves jamás registrados en las carreteras de Sao Paulo
. «Es el mayor del año» informó el teniente de la Policía Militar, Alexandre Guedes, citado por ‘CNN Brasil’.

(Le puede interesar: Fuerte reacción de Bolsonaro a advertencia de biden sobre la Amazonía).

Accidente autobus Brasil

El bus quedó parcialmente destrozado.

Según la Agencia Estatal de Transporte de Sao Paulo (Artesp), la empresa Star Fretamento e Locação Eireli EPP, responsable del autobús involucrado en el accidente, no tenía el registro de transporte de pasajeros, había acumulado infracciones y operaba ilegalmente desde el 11 de octubre de 2019.

(¿Nos lee desde la app?, vea aquí más fotos sobre el siniestro) 

La Secretaría de Salud del estado paulista lanzó una campaña de donación de sangre para los sobrevivientes del accidente y hubo 160 recolecciones, un 33% más que el promedio diario.

«Con una situación así, la transfusión de sangre es fundamental y lo peor es que los estoques de sangre están bajos por la pandemia de covid-19», dijo al canal televisivo brasilero ‘Globo News’ el secretario de Salud del estado, Jean Gorinchteyn, quien se trasladó al lugar del siniestro.

La hipótesis inicial apunta a que el conductor del autobús perdió el control del vehículo e invadió el carril del camión. Sin embargo, las autoridades locales insisten en que las causas solo podrán determinarse después de la investigación.

(Lea también: Bebé muere en Cesar tras ser atropellado accidentalmente por su padre)

Tendencias EL TIEMPO