Países Bajos

Aumentan los vetos a Rutte, pero los liberales no están dispuestos a renunciar a él y saben que, sin ellos, las negociaciones serán un rompecabezas que podría conducir a la repetición electoral

El primer ministro Mark Rutte.
El primer ministro Mark Rutte.AP

Actualizado

A la progresista Sigrid Kaag le ha costado sonreír a Mark Rutte cuando se acercó a saludarla con el codo en la sala de reuniones del Parlamento neerlandés. Su actual ministro de Finanzas, el líder democristiano Wopke Hoekstra, sacó a relucir una notable sonrisa tras quitarse la mascarilla, nada que ver con la cara de resaca que desfiló al día siguiente de las elecciones del 17 de marzo, cuando su partido, CDA, supo que había perdido cuatro escaños, mientras los liberales de su jefe habían ganado

Hazte Premium desde 1€ el primer mes

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web

¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más