Luego de que la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobara este miércoles la apertura de un nuevo juicio político contra el presidente saliente, Donald Trump, en esta ocasión bajo la acusación de «incitación a la insurrección», por el asalto de la semana pasada al Capitolio, el proceso seguirá su curso en el Senado.  

(En contexto: Cámara de Representantes aprueba segundo juicio político contra Trump).

Este es el punto de inflexión del juicio, que se lleva a cabo en la Cámara Alta, y en donde el presidente Trump puede decidir si quiere asistir en persona o a través de un representante. También puede ausentarse o declararse inocente.

Sin embargo,  no se espera que la Cámara Alta se ocupe del asunto hasta después de que el demócrata Joe Biden sea investido como el 46° presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

(Además: EE. UU., en alerta ante posibles protestas armadas de ‘trumpistas’).

Durante el proceso en el Senado, se presentan los argumentos y alegatos, antes de que los senadores se reúnan pare deliberar.

Para que el impeachment pase en el Senado se necesita la aprobación de dos terceras partes de la Cámara Alta, es decir, 67 Senadores tendrían que votar a favor del impeachment para que el proceso pueda seguir su curso.

Nancy Pelosi y Donald Trump

Nancy Pelosi, afirmó que está lista para liderar este segundo proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump.

Los senadores votan si el presidente es culpable de cada uno de los artículos presentados, y pueden decidir no votar por alguno de estos.

Finalmente, si el mandatario (en este caso Trump) es impugnado, el vicepresidente es quien asume el mando de la nación. Si por algún motivo no pudiera hacerlo, en la línea de sucesión seguiría el líder de la Cámara de Representantes y el presidente del Senado pro tempore.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Le puede interesar:

– Amplían a más de 20.000 número de soldados para investidura de Biden

– Estos son los grupos de extrema derecha que asustan a Estados Unidos

– YouTube suspende el canal de Donald Trump por al menos siete días