La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció este jueves que retira su candidatura para las elecciones de octubre, en un intento por evitar el triunfo del izquierdista Luis Arce, delfín del exgobernante Evo Morales.

(Le puede interesar: Tribunal de Perú niega solicitud para frenar el juicio contra Vizcarra)

«Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia»
, dijo Áñez en un video difundido a los medios. «No es un sacrificio, es un honor», aseguró, ante el riesgo de dividir el voto contra el Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales y que «acabe ganando la elección» del próximo 18 de octubre.

La hasta ahora candidata por la alianza Juntos afirmó que su decisión busca «ayudar a la victoria de los que no queremos las dictadura», porque «si no nos unimos, vuelve Morales».

«Si no nos unimos, la democracia pierde, (…) la dictadura gana»,añadió, por lo que instó a dejar de lado diferencias y «construir con unidad la libertad». «Quiero llamar a la unidad de los que creen en la democracia», aseveró, a la vez que agradeció la «comprensión» por su decisión en «un momento histórico».

(Lea también: Las consecuencias del informe de la ONU hacia el gobierno de Venezuela)

Si no nos unimos, la democracia pierde

Jeanine Áñez apostó porque haya «un candidato democrático para enfrenar al MAS», al que animó a defender una serie de programas iniciados por su Gobierno interino.

Áñez indicó que seguirá como presidenta transitoria hasta la elección de un nuevo jefe de Gobierno tras los comicios generales.

La mandataria transitoria apareció en el video de unos tres minutos y medio de duración acompañada del candidato de Juntos a la vicepresidencia, Samuel Doria Medina, de varios ministros del Gobierno interino y de políticos que apoyan a Áñez como el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

(Además: ¿Por qué las autoridades citaron a declarar a los hijos de Bolsonaro?)

El anuncio se produjo un día después de que la encuesta electoral más amplia difundida hasta ahora en el país la sitúe en cuarto lugar en intención de voto, lejos incluso de poder disputar una segunda vuelta con el primero en los sondeos, el candidato del MAS Luis Arce.

Áñez quedó en el cuarto lugar, con apenas el 7 % de la intención de voto. Estaba por debajo de Arce (29,2 %), del expresidente Carlos Mesa (19 %) y del líder cívico regional Luis Fernando Camacho (10,4 %), sin posibilidad de ganar ni de pasar a una eventual segunda vuelta.

(Le recomendamos: Se cae Abrão, secretario de la CIDH; OEA convoca a nuevos candidatos)

evo

El expresidente de Bolivia Evo Morales (i) y el candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce (d).

Las alianza Juntos es una de las ocho candidaturas que concurren a las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores.

Áñez asumió el mando en noviembre de 2019, tras la renuncia de Morales por una fuerte convulsión social. Prometió dirigir un gobierno de transición con el fin de convocar a nuevas elecciones en 2020, pero en enero anunció su postulación, decisión que fue muy criticada por sus adversarios y algunos aliados.

EFE y AFP