La Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) asignó este lunes un contrato por 89 millones de pesos para renovar el estadio del equipo de beisbol Guacamayas de Palenque, cuyo fundador y directivo es Pío López Obrador, hermano del presidente de México.

(Lea aquí: Videos: graban al hermano del presidente de México recibiendo dinero)

El contrato fue otorgado a la empresa Alz Construcciones SA de CV, originaria de Tuxtla Gutiérrez.

La asignación se otorgó en una segunda vuelta, debido a que, en una primera ronda de la licitación, la Sedatu descalificó a los 26 postores que concursaban por supuestos incumplimientos en los requisitos establecidos en las bases de la convocatoria.

En la primera ronda hubo un consorcio de cuatro constructoras que presentó una propuesta 33 millones de pesos más barata que la que finalmente fue declarada ganadora.

Mientras que en la segunda vuelta hubo una constructora que propuso ejecutar la obra 12.5 millones de pesos más barata.

Ambas propuestas fueron desechadas por el comité de evaluación de la Sedatu por aspectos técnicos, como no haber entregado los currículums del personal propuesto para la obra y por no haber acreditado experiencia en obras similares.

Veo en la pelotita a integrantes de la mafia del poder

(Lea también: Amlo muestra un video relacionado con los sobornos del caso Pemex)

La rehabilitación del estadio incluye la construcción de nuevas tribunas, palcos, 12 locales distribuidos a los lados del vestíbulo de acceso, seis baños para los espectadores, dugouts para los equipos y vestidores con regaderas, lockers y sanitarios para los jugadores.

El contrato también contempla obras de mejoramiento en la unidad deportiva en la que se localiza el estadio como luminarias en pisos y postes, líneas de led suspendidas en plafones, reflectores para la cancha y actualización para alumbrado exterior del estadio de beisbol.

La superficie actual construida de las instalaciones deportivas es de 5.793 metros cuadrados, y la ampliación será sobre 15.372 metros cuadrados, de acuerdo con los planos consultados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).El estadio es propiedad del municipio de Palenque, según consta en su inventario de inmuebles de 2020.

Entrena Amlo con el equipo

El 13 de noviembre de 2018, dos semanas antes de tomar posesión como presidente, López Obrador entrenó en el estadio de Palenque y vistió el uniforme de las Guacamayas, según se observa en fotografías compartidas en las redes sociales del equipo.

(Le puede interesar: Exjefe de Pemex detalla sobre sobornos de Odebrecht para Peña Nieto)

Vine a sacarme las malas vibras, porque me dejan muy maltrecho estos malandrines de la mafia del poder

En esa visita se comprometió a apoyar el beisbol en Palenque, municipio chiapaneco donde tiene su casa de descanso.

“Veo en la pelotita a integrantes de la mafia del poder y macaneo más”, dijo en junio de 2017 el presidente mexicano, en una anterior visita que hizo al estadio para entrenar con las Guacamayas de Palenque.

“Vine a sacarme las malas vibras, porque me dejan muy maltrecho estos malandrines de la mafia del poder”, se escucha que dice Amlo en un video compartido en la página del club de beisbol.

Guacamayas de Palenque ha sido cuatro veces campeón de la Liga Tabasqueña de Beisbol Profesional, y actualmente es sucursal del Club Olmecas de Tabasco, que participa en la Liga Mexicana.

El equipo de Pío

El presidente del equipo de beisbol es Pío López Obrador, hermano del Presidente.

Cuando Pío registró a su nombre la marca Guacamayas de Chiapas, el 28 de julio de 2017, aportó como el domicilio del equipo la calle Jiménez 88, en la colonia San Juanito, en Palenque, que corresponde al estadio de beisbol que será modernizado con recursos federales.

(Además: El caso Odebrecht revive los escándalos de corrupción en México)

En una carta que envió en aquella fecha ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), mencionó que ha sido presidente del equipo desde su fundación en marzo de 2015.

“Pío López Obrador, por mi propio derecho y bajo protesta de decir la verdad, vengo a manifestar en mi carácter de Presidente del equipo de Beisbol Guacamayas de Chiapas (también conocido como Guacamayas de Palenque), que no existe algún tipo de constitución de sociedad o asociación civil que pueda representar al equipo que participa en la Liga Tabasqueña de Beisbol Profesional, por tal motivo y dadas las facultades con las que me he ostentado como Presidente del equipo desde su fundación, tal y como se demuestra en diversa publicidad dentro de los diferentes medios de comunicación, y a fin de no dejar en estado de indefensión tanto el nombre como el logotipo del equipo en cuestión vengo a solicitar el registro de la marca”, menciona la carta.

Vengo a manifestar en mi carácter de Presidente del equipo de Beisbol Guacamayas de Chiapas

La concesión de la titularidad de la marca se le otorgó el 9 de noviembre de 2017. El registro del nombre del equipo de beisbol lo había solicitado en agosto de 2015 César Augusto Juárez Ugalde, quien en ese entonces era el secretario particular del gobernador Manuel Velasco. Sin embargo, el IMPI se lo negó.

Asignación en segunda vuelta

La empresa ganadora de la licitación fue creada el 3 de julio de 2002 en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tiene como accionista mayoritario al ingeniero topógrafo Ángel Heraclio Lara Zúñiga, originario de Simojovel, quien está asociado con el constructor Alberto Zúñiga Penagos.

A la primera ronda del concurso se inscribieron 26 postores, aunque de forma presencial presentaron su propuesta 22, de los cuales 15 eran consorcios formados por dos o más empresas.

(Le puede interesar: ¿Por qué cerraron la cárcel donde estuvo recluido el Chapo en México?)

La propuesta más baja en esa ronda la presentó el consorcio que integraron Obras Civiles de Antequera, Next Time SA de CV, Grupo Constructor Velacor y Grupo Juracán SA de CV, quienes proponían ejecutar la obra en 56’182.000 pesos, 33 millones menos que la constructora a la que finalmente se le asignó el contrato.

En contraste, la propuesta más cara en esa primera vuelta fue de la empresa Técnicos de Oaxaca SA de CV, que pretendía cobrar 185’412.000 pesos por la obra.

El 1 de diciembre de 2020 se citó a los concursantes en la sala de juntas de la Sedatu en la Ciudad de México para dar a conocer el fallo, el cual fue declarado desierto, porque el comité de evaluación consideró que todas las empresas postoras habían incumplido con alguno de los requerimientos técnicos, legales o económicos establecidos en la convocatoria de la licitación.

Esto obligó a realizar nuevamente la licitación. El 18 de diciembre de 2020 se realizó una nueva apertura de propuestas, con la presencia de los representantes de 22 postores, tres de ellos integrados como consorcios.

En esta segunda vuelta de la licitación, las propuestas más baratas las hicieron las empresas Promoción y Distribución Cinco SA de CV, por 76’964.000 pesos; Alz Construcciones por 89.3 millones de pesos; Los Cedros Construcciones y Lax Constructora por 89.4 millones de pesos.

(Lea aquí: México reclama a gobernador de Nebraska por negar vacuna a migrantes)

Mientras que las posturas más elevadas correspondieron a Construcciones Centurión en participación conjunta con Construcciones de México por 119′ 771.000 pesos, monto similar al que propuso Tecnología Urbana Aplicada SA de CV.

El fallo de esta segunda vuelta de la licitación se había programado para el 23 de diciembre, pero se pospuso para el 6 de enero de 2021. Ese día, sin embargo, se decidió aplazarlo nuevamente para el lunes 11 de enero.

EL UNIVERSAL (GDA)
MÉXICO

Lea también

– López Obrador defiende al zar de covid de México tras polémica

 México le ofrece asilo político a Julian Assange

– México aplica la primera dosis de la vacuna contra el covid-19