Israel estableció formalmente este martes relaciones diplomáticas con dos reinos del Golfo Pérsico, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, con la firma de unos acuerdos que abren una grieta en el consenso árabe respecto a cómo avanzar hacia un Estado palestino y refuerzan la presión contra Irán.

(Lea también: Israel firma con Emiratos y Baréin los Acuerdos de Abraham en EE. UU.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, encabezó la ceremonia de firma de los históricos Acuerdos de Abraham, negociados con la mediación de la Casa Blanca y con los que el mandatario se anotó un triunfo diplomático antes de las elecciones del 3 de noviembre.

“Tras décadas de divisiones y conflictos, somos testigos del amanecer de un nuevo Oriente Próximo”, dijo el mandatario republicano en una ceremonia en la Casa Blanca a la que asistieron el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y los ministros de Exteriores de los Emiratos, Abdalá bin Zayed al Nahyan, y de Baréin, Abdel Latif al Zayani. Abecé sobre la relevancia e implicaciones de los acuerdos.

¿Por qué son importantes los acuerdos de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin?

Es histórico porque desde su declaración de independencia en 1948, el naciente Estado de Israel tuvo que afrontar guerras y la hostilidad de los países árabes, con sucesivos conflictos en 1948, 1953, 1967, 1982, entre otros.

(Le puede interesar: Abecé de las relaciones entre Israel y el mundo árabe)

Ya Israel había logrado firmar acuerdos de paz con Egipto en 1978 y Jordania en 1994, y con los palestinos los Acuerdos de Oslo en 1993, que aunque no era en sí mismo un acuerdo de paz, significaba una negociación con miras a una normalización de las relaciones encaminada al establecimiento de un Estado Palestino.

Acuerdos de Abraham

Este martes, en la Casa Blanca, Israel, Emiratos Árabes y Baréin firmaron los Acuerdos de Abraham.

¿Por qué a los palestinos no les gusta los acuerdos firmado con los EAU y Baréin?

Por varias razones. Entre ellas porque rompe el consenso que había entre los países árabes de no reconocer al Estado de Israel hasta tanto no se arreglara el tema con los palestinos.

De hecho, esta era una de las monedas de negociación de los palestinos en el sentido de que los países árabes solo iban a establecer relaciones en el momento en que Israel desalojara los denominados ‘Territorios Ocupados’, es decir aquellos que conquistó este país en la Guerra de los Seis Días (1967), que incluyen Cisjordania y Jerusalén Este. Por eso para ellos esta es una traición de sus hermanos árabes que no ayudará a llevar paz a la región y que permite a Israel seguir atropellando sus derechos.

(Le puede interesar: Para Irán, Emiratos ‘traicionó al mundo islámico’ por pacto con Israel

Sin embargo, el ministro de Exteriores emiratí dijo que el acuerdo no supone abandonar a los palestinos, y que permitirá que su gobierno siga “defendiendo al pueblo palestino”. Asimismo, su homólogo de Baréin dijo que confía en que la “paz” que generarán en la región estos pactos desemboque en una solución de dos Estados.

¿Geopolíticamente hablando que hay detrás de estos acuerdos de paz?

Hay un elemento común que es la rivalidad de los firmantes con Irán, que ha llevado adelante una agresiva y expansiva política en la región que se ha puesto de manifiesto en los conflictos en Siria, Yemen y otros. Esto ha hecho que algunos países del Golfo hayan venido acercando lazos soterrados con Israel y que ahora se cristalicen con estos acuerdos de paz. En ese sentido se anuncia qué otros países podrían unirse.

Trump y Netanyahu

El presidente de EE. UU., Donald Trump (i) y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (d).

¿Otros países árabes?

Así es: se habla de de Omán, Mauritania, e incluso Marruecos, pero nada hasta ahora confirmado.

El mismo Trump dijo este martes que su gobierno mantiene negociaciones “muy avanzadas” para que “otros cinco países” árabes normalicen también sus relaciones con Israel, y que está en contacto con los palestinos. Por el momento, parece improbable que EE. UU. convenza a Arabia Saudí, el país más poderoso de la región en términos geopolíticos, a seguir los pasos de los EAU y Baréin.

¿Por qué se dice que estos acuerdos de paz benefician a Trump y a Netanyahu?

Porque en el caso de Trump es un importante logro de política internacional -uno de los pocos- conseguir un acuerdo de paz en una zona tan llena de conflictos, algo que le cae muy bien a pocos meses de las elecciones presidenciales.

(Lea también: Se intensifican las manifestaciones contra Netanyahu en Israel

Y en el caso de Netanyahu, porque en su país se está viviendo una crisis interna en varios frentes: por el impacto del coronavirus que ha hecho que el país después de su apertura vuelve a cerrarse para evitar la propagación desmedida del virus, y porque miles de personas han salido a las calles recientemente para protestar contra el gobierno del derechista Netanyahu por los procesos de corrupción que tiene abiertos. El acuerdo de paz es una buena noticia en medio de tan complicado panorama.

REDACCIÓN INTERNACIONAL