Los nombres raros o curiosos de los pueblos no son algo ajeno a Colombia, donde tenemos puñados de ejemplos. Existen, por ejemplo, Abriaqui, en Antioquia, Distracción, en la Guajira e incluso en el Valle del Cauca hay una vereda del municipio de Restrepo que se llama Tragedias.

(Le puede interesar: Repudio a hombre que se tomó foto con el cadáver de Maradona).

En el estado federado de Alta Austria, uno de los nueve que componen ese país, hay un caso similar, en una pequeña aldea en la que apenas viven unas 100 personas.

(Siga leyendo: Un carro se estrella contra la Cancillería alemana en Berlín).

Aunque a simple vista no tiene nada peculiar, su nombre ha causado una ola de chistes y bromas de los turistas, sobre todo de aquellos que hablan inglés. Se llama ‘Fucking’, lo que traduce una palabrota en ese idioma, algo así como ‘jodiendo’.

(Si nos lee desde la app, puede ver el mapa de Fucking acá).

Según reportó el diario británico ‘The Guardian’, expertos señalan que el curioso título es bastante antiguo. Se dice que su origen viene de un noble bávaro conocido como Fucko, que habría fundado el asentamiento desde el siglo VI.

(Le puede interesar: Video: hombre se salvó de morir golpeado por enorme placa de concreto).

Realmente no quiero decir nada más, ya hemos tenido suficiente frenesí mediático sobre esto en el pasado

La fundación oficial del pueblo data del siglo XI, en el año 1.070. Desde entonces se conoce como Fuking o Fucking y así se quedó por casi un milenio, pues en alemán la palabra no traduce una grosería. Sin embargo, la globalización y las redes sociales volvieron famosa a la aldea y atrajeron ola tras ola de turistas que se querían hacer los graciosos tomándose fotos junto a los letreros del pueblo. 

Los más avezados se atrevían a robarse las señales una y otra vez, por lo cual en 2005 las autoridades decidieron utilizar cemento para evitar los hurtos, aseguró ‘The Guardian’. Pero esto no fue suficiente para recuperar la tranquilidad de los residentes, cuyo gentilicio es Fuckinger. 

Los curiosos extranjeros siguieron llegando solo para constatar que la existencia de Fucking no era simplemente un chiste o un mito. Incluso, se reportó que muchos de ellos posaban de formas groseras y lujuriosas al lado de los letreros. 

(También puede leer: Alemania espera empezar su plan de vacunación en diciembre).

Por eso, de común acuerdo con la comunidad, las autoridades decidieron hacer una modificación. “Puedo confirmar que se está cambiando el nombre de la aldea”, le dijo al diario local ‘Oberösterreichische Nachrichten’ (que a su vez fue citado por ‘The Guardian’) Andrea Holzner, alcaldesa de Tarsdorf, el municipio al que pertenece Fucking.

«Realmente no quiero decir nada más, ya hemos tenido suficiente frenesí mediático sobre esto en el pasado», agregó Holzner.

(Le recomendamos: Asesino de pedófilo sonrió al escuchar condena en su contra).

La decisión quedó en firme el pasado 23 de noviembre y comenzará a aplicar a partir del próximo 1 de enero. ¿Y cuál fue el nuevo nombre escogido? No es muy distinto: Fugging, que aunque maneja un sonido similar, no significa lo mismo.

De igual forma, la directriz acabó convirtiéndose en una noticia mundial. Los chistes y los comentarios no se hicieron esperar. «Está jodidamente acabado», escribió un internauta que compartió el texto oficial en el que quedó consignado el cambio.

Tendencias EL TIEMPO
*Con información de EFE