Cuando Anil Prabhakar decidió participar de un safari para ver orangutanes en la isla de Borneo, en Indonesia, no se imaginó que tendría la oportunidad de registrar un momento único.

Según le contó a ‘CNN’, el fotógrafo se encontraba caminando por una de las áreas de conservación cuando vio a un guardabosques metido en una especia de lago lleno de serpientes venenosas.

“Habían emitido un informe sobre serpientes en la zona, por lo que el hombre se encontraba limpiando. Eso sí, se notaba que le era difícil moverse.”, le dijo Prabhakar a la cadena estadounidense.

De repente, un orangután se acercó y le tendió una mano al individuo, como en una actitud de ayuda.

“Parecía que el animal le estuviera diciendo: ‘¿puedo ayudarlo?’”, agregó el fotógrafo, quien explicó que las serpientes son los depredadores naturales de los orangutanes, y, quizás, por eso se vivió el momento.

Prabhakar afirmó que la actitud del guardabosques fue alejarse del animal y salir del agua.

“Le cuestione la forma en la que reaccionó y solo me dijo: ‘Los orangutanes son completamente salvajes, no sabemos qué harán’”.

De todas formas, Prabhakar alcanzó a registrar la situación en una foto y la subió a sus redes sociales: solo en Instagram ya alcanzó más de 76.000 ‘me gusta’ y los comentarios han sido llenos de amor y cariño.

Borneo, donde ocurrió el hecho, es el hogar principal de los orangutanes en Asia. Además del riesgo de las serpientes, deben enfrentarse a incendios forestales y a la caza, por lo que su hábitat y su reproducción se han visto diezmados.

En la zona de conservación de la isla son cuidados cuando tienen alguna afectación, antes de ser liberados a la selva.

Tendencias EL TIEMPO