Un suceso lamentable ocurrió en una estación de autobuses en México.

Una mujer diabética fue abandonada por su hija; al parecer, ella se habría llevado los documentos de identificación y el dinero de la madre, dejándola en la sala de espera de una especie de terminal de transporte. 

Según ‘El Universal’, de México, Blanca Irene llegó a la central de Hermosillo junto con su hija. Al parecer, las dos iban en busca de unos familiares hasta Baja California y realizaron una parada en esta ciudad con el fin de llevar a cabo unos trámites. 

El pasado 9 de febrero madre e hija se sentaron en las sillas de la terminal en horas de la noche. «Mamá, ahorita vengo», fue lo que le dijo Guadalupe a Blanca Irene, quien, sin muchas prevenciones, se quedó dormida.

«Cuando me desperté no tenía mi bolso (…) empecé a buscarla», fue parte del relato que Blanca Irene le dio al citado medio. «Yo la había visto platicar con un taxista, me acerqué a él y me dijo que ella (Guadalupe) se había ido a Mexicali (sitio de destino en Baja California)».

Cuando me desperté no tenía mi bolso (…) traía mis documentos, mi credencial y 5 mil pesos: Blanca Irene, la mujer abandonada

«(En el bolso) traía mis documentos, mi credencial y 5 mil pesos -más de 900 mil pesos colombianos-«, contó Blanca Irene.

Además de su diabetes, la mujer sufre de problemas de visión: «El dinero me lo había dado mi hermano para que me curara los ojos porque casi no veo», afirmó. 

Según ‘El Universal’, el costo de viaje para Blanca Irene ronda los 850 pesos. Ella en este momento no tiene un solo centavo disponible para la mencionada travesía. Todo se lo llevó Guadalupe en el bolso. 

‘Mamá, ahorita vengo’, fue lo que le dijo Guadalupe a Blanca Irene, quien, sin muchas prevenciones, se quedó dormida

Dijo, además, que apenas ha podido comer una sopa instantánea desde el pasado domingo. «Aquí todo es muy caro (…) no puedo gastar todo lo que me han dado», explicó refiriéndose a diversas ayudas que ha recibido de varias personas que arriban a la terminal y escuchan con atención la historia de Blanca Irene, quien, a pesar de todo, permanece en el sitio en el que fue abandonada con el fin de continuar su camino a Mexicali. Y allí, tal vez, encontrarse con su hija para pedirle explicaciones.

TENDENCIAS EL TIEMPO