Dieciséis militares venezolanos que permanecían como «huéspedes» en la embajada de Panamá en Venezuela desde el 30 de abril, tras participar en un fallido alzamiento contra el gobierno de Nicolás Maduro, abandonaron esa sede diplomática, informó este lunes el gobierno panameño.

«Confirmamos que ya ninguno de los mencionados ciudadanos venezolanos se encuentra en la sede diplomática de Panamá en Caracas», anunció la cancillería en un comunicado.

Los militares abandonaron la embajada de manera voluntaria tras comunicárselo a los funcionarios que allí laboran, agregó el documento.

La cancillería no precisó cuándo los militares dejaron el lugar o cuál fue su destino. Los uniformados ingresaron a la embajada panameña tras formar parte de un alzamiento en respaldo a Juan Guaidó, jefe parlamentario opositor reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países.

«Los militares patriotas del 30 de abril se encuentran en libertad, luego de que logramos con éxito la salida de los funcionarios que estaban en la embajada de Panamá. Siempre protegeremos a quienes se pongan del lado de la Constitución», reaccionó en Twitter Guaidó, quien pide frecuentemente a la Fuerza Armada retirar su apoyo a Maduro.

La mayoría opositora del Parlamento declaró «usurpador» al mandatario al acusarlo de reelegirse en votaciones fraudulentas.

El levantamiento fue acompañado por manifestaciones antigubernamentales, pero se desinfló a medida que el alto mando militar reiteró lealtad a Maduro, quien advirtió que no quedaría impune la «escaramuza golpista».

El canciller panameño, Alejandro Ferrer, manifestó entonces que recibió una nota del gobierno venezolano acusando a esos militares de planificar «actividades» contra
Venezuela desde la embajada del país centroamericano.

Panamá forma parte del Grupo de Contacto Internacional, una iniciativa impulsada por la Unión Europea (UE) para buscar una salida negociada a la crisis que atraviesa
Venezuela.

También integra el Grupo de Lima, países americanos que encabezados por Estados Unidos desconocen a Maduro.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, ha manifestado que su gobierno apuesta por una solución negociada en Venezuela que incluya un gobierno provisional y elecciones democráticas, al tiempo que rechaza una posible acción militar contra Maduro.

AFP