Normas tan comunes y aceptadas en la sociedad como que no se puede entrar en la vivienda de una persona sin su licencia, o incluso llamativas a los ojos de hoy, como que no se puede arrancar la puerta de una casa, ya figuraban por escrito en el denominado Fuero de León, que cumple este año un milenio de vida. A glosar esta primera recopilación de leyes en la península Ibérica, nacida del poder real, dedicó ayer, viernes, su conferencia Fernando de Arvizu y Galarraga, catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de León desde 1981.

Seguir leyendo.

Leer más

Fuente: El País – Cultura