En Siberia, una de las regiones más apartadas de Rusia, conocida precisamente por su lejanía y sus condiciones climáticas extremas, se esconde uno de los fenómenos geológicos más impresionantes del planeta.

(Le puede interesar: Desmienten video de supuesto fantasma en Cartagena).

Según reseña el medio local  ‘The Siberian Times‘, Batagaika es un cráter solitario que los nativos prefieren evitar y que es conocido como ‘la puerta del infierno’ debido a su aspecto imponente y aterrador. Muchos de los pobladores temen acercarse al lugar debido a que consideran que puede tener una conexión con el «mundo bajo».

Tiene cerca de 85 metros de profundidad, un kilómetro de largo.  Su forma se asemeja a la silueta de una medusa y es un fenómeno insólito en medio de las extensas tierras siberianas, también conocidas en Rusia como el ‘Lejano Oriente‘. 

Aunque se podría pensar que su origen data de millones de años, el medio ‘The Siberian Times’ señala que su aparición se dio apenas en la década de 1960. En esos años, un pedazo de bosque se despejó mientras la tierra comenzó a hundirse y el hielo que había en la superficie se derritió.

(Además: Video: niño le puso tapabocas a perro para protegerlo del coronavirus).

Este proceso se agravó debido al calentamiento global, que deteriora cada vez más las capaz de hielo siberianas. En el 2008 se registró una serie de grandes inundaciones que acabaron aumentando el de por sí enorme tamaño de la depresión. 

Los expertos calculan que cada año crece más de diez metros, pero hubo años en los que se llegó a expandir hasta 30 metros.

Si nos lee desde la aplicación, puede verl la imagen del cráter aquí

Vladímir Sívorotkin, un científico de la Facultad de Geología de la Universidad Estatal de Moscú, citado por el medio ruso ‘RT en Español’, explicó por qué el cráter seguí aumentando de tamaño.

(Siga leyendo: Extraño animal causó pánico en una playa de Australia).

Según él, este fenómeno se debe sobre todo a dos procesos: el descongelamiento de las capas de terrerno superiores que se encuentran cerca al cráter y el deterioro de las tierras por causa de la deforestación y las altas temperaturas que a veces se registran en el lugar. 

En las inmediaciones del cráter se registran derrumbes constantes y, según los expertos, su tamaño seguirá creciendo con los años debido a procesos propios del cambio climático.

Tendencias EL TIEMPO