Actualizado

El dueño del sembradío observa cómo un enjambre de soldados arranca sus matas de coca. Lucha por contener las lágrimas. «No pensé que llegarían hasta acá», murmura. Relata que al cultivo solo le ha sacado cinco cosechas desde que comenzó a trabajarlo, hace unos dos años. «¿Dejarán algo?», pregunta a EL MUNDO, que acompaña al pelotón militar hasta la finca situada a una hora de camino desde el caserío Alto San Juan, en las estribaciones de la Serranía San Lucas, departamento de Bolívar, al norte de Colombia.
«No creo, los vi ayer en otro cultivo y no quedó nada», respondo. «Es como si a uno le quitan el plato de comida, con eso es que consigo

Mensual

1

primer mes

después 7,99 €





Anual

4 meses gratis


Gratis 1 año de Legálitas Plus (valorado en 240€)




Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más