La habitantes de Inglaterra, Londres incluido, seguirán viviendo bajo importantes restricciones cuando el segundo confinamiento toque a su fin la próxima semana, anunció este jueves el gobierno británico.

(Lea aquí: EE. UU. registra más de 2.400 fallecidos por covid-19 durante 24 horas)

Tras un mes de confinamiento nacional que finalizará el 2 de diciembre,
Inglaterra volverá al sistema de restricciones locales de acuerdo con los tres niveles que se determinan en función de la incidencia del virus.

El primer ministro Boris Johnson, que salió de dos semanas de cuarentena tras haber estado en contacto con un diputado infectado con covid-19, insistió en la necesidad de respetar las restricciones a la espera de que las vacunas estén listas para ser distribuidas.

«Realmente me gustaría que fuera de otra manera, pero si vamos a mantener las escuelas abiertas como debemos, nuestras opciones para combatir la enfermedad son necesariamente limitadas», afirmó Johnson en rueda de prensa, haciendo hincapié en que el sistema local es «menos intrusivo» que el confinamiento.

(Lea también: La boda masiva que indigna a EE. UU. en plena pandemia)

Si vamos a mantener las escuelas abiertas como debemos, nuestras opciones para combatir la enfermedad son necesariamente limitada

Este logró «invertir la tendencia», había afirmado previamente el ministro de Sanidad, Matt Hancock, ante los diputados, señalando una disminución en el número de contagios y de admisiones hospitalarias.

Sin embargo, «sigue habiendo algunas áreas con tasas muy altas de contagio», señaló el consejo médico jefe del gobierno, Chris Whitty. Por ese motivo, las restricciones locales serán más estrictas que antes del confinamiento.

23 millones en nivel «muy alto»

En toda Inglaterra podrán abrir los comercios no esenciales. Por su parte, las escuelas, que no cerraron durante el confinamiento, seguirán funcionando con normalidad. Pero se recomienda el teletrabajo en todas las zonas, incluidas las de menos presencia del coronavirus.

(Además: Así buscan Francia y Reino Unido evitar nuevamente un repunte de casos)

Sin embargo, en las regiones bajo el mayor nivel de alerta, como Birmingham, Mánchester, Newcastle, Bristol y Leed,  que sumarán más de 23 millones de personas frente a 8,6 millones antes del confinamiento, los pubs y restaurantes permanecerán cerrados pudiendo vender únicamente comida para llevar.

Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson.

Foto:

Jamie Lorriman. AFP

Estará asimismo prohibido reunirse con personas que vivan bajo otro techo, tanto en interiores como en exteriores, con excepciones como los parques.

Londres se situará en el nivel de alerta «alto», el segundo de tres, que incluirá a la mayor parte de Inglaterra con un total de 32 millones de personas. Aquí los pubs y restaurantes sólo podrán abrir si sirven comidas y las reuniones entre diferentes hogares se limitarán a seis personas en el exterior, pero no en lugares cerrados.

(Le puede interesar: Francia supera pico de segunda ola de covid-19, según agencia de salud)

Sólo tres áreas fueron situadas en el nivel de alerta más bajo: Cornualles, la isla de Wight y las islas de Scilly, que representan 1,2% de la población de
Inglaterra. Los niveles de alerta se revisarán cada dos semanas a partir del 16 de diciembre.

A principios de semana, el gobierno anunció una tregua de Navidad en la que se permitirá que hasta tres hogares se mezclen entre el 23 y el 27 de diciembre. El Reino Unido, donde cada región define su estrategia sanitaria, es el país más castigado de Europa con más de 57.000 muertos confirmados por covid-19 y casi 1,6 millones de casos positivos.

AFP

Le recomendamos

 Bolsonaro llama ‘maricas’ a quienes temen al covid-19

– Rey de España, en cuarentena por contacto con contagiado de covid-19

– Alemania espera empezar su plan de vacunación en diciembre