Actualizado

Los Verdes logran un sonado triunfo en grandes ciudades francesas


Emmanuel Macron da un giro ecologista a su mandato tras la ola verde en las municipales
EL MUNDO (Vídeo) // AFP (Foto)

El presidente Emmanuel Macron dio el lunes un giro ecologista a su mandato, horas después de la «ola verde» en las elecciones municipales francesas. Los ecologistas se convirtieron en los grandes ganadores de la segunda vuelta de las municipales, celebrada este domingo, al ganar en grandes ciudades como Lyon, Estrasburgo y Burdeos.

Macron recibió el lunes en el jardín del Palacio del Elíseo a los 150 miembros de la Convención Ciudadana sobre el Clima, elegidos por sorteo. Durante 9 meses, han estado reflexionando sobre cómo luchar contra el cambio climático y han presentado una serie de propuestas para la transición ecológica del país.

El encuentro con los miembros de esta asamblea ciudadana estaba ya programado de antemano, pero al presidente le vino de perlas para exhibir su músculo verde sobre el césped del Elíseo. Al finales de abril de 2019, se decidió crear la Convención Ciudadana sobre el Clima, al término del gran debate nacional que Macron organizó para tratar de calmar la ira de los chalecos amarillos, que pusieron en jaque su presidencia.

«Desde hace tres años hemos desplegado una agenda ecológica, pero hay que ir mucho más lejos», dijo Macron. «Debemos volver a colocar la ambición ecología en el corazón del modelo productivo, producir de manera diferente», añadió el presidente.

«Ha llegado el momento de hacer, de actuar», aseguró Macron, que explicó que de las 149 propuestas de la Convención Ciudadana sobre le Clima, ha decidido decir sí a 146, de modo que éstas «serán transmitidas al Gobierno, al Parlamento o al pueblo francés». Macron rechazó tres de sus propuestas: la modificación del preámbulo de la Constitución, la limitación de la velocidad a 110 kilómetros por hora en las autopistas y la creación de un impuestos del 4% de los dividendos empresariales superiores a los 10 millones de euros.

El presidente prometió que se inyectarán 15.000 millones de euros adicionales, en dos años, «para la transformación ecológica» de la economía, con el objetivo de «invertir en transportes limpios, renovar inmuebles e inventar las industrias del futuro».

Macron también se mostró abierto a convocar un referéndum en 2021 sobre ciertas propuestas de la Convención Ciudadana sobre el Clima, ya sea para modificar la Constitución para introducir conceptos como biodiversidad o lucha contra el cambio climático o sobre propuestas más concretas.

El giro ecologista de Macron se produce un día después de que los Verdes conquistaran grandes ciudades en Francia en las elecciones municipales: Lyon, Estrasburgo, Burdeos, Benançon, Tours y Poitiers. La ola verde fue mayor de lo que se espera y el partido Europa Ecología-Los Verdes (EELV) pisa ya fuerte en el paisaje político francés.

La socialista Anne Hidalgo consiguió un segundo mandato al frente del ayuntamiento de París con un programa con fuerte acento ecologista. La socialista estará al mando de la capital durante la celebración de los Juegos Olímpicos de París en 2024.

Hidalgo, que en la segunda vuelta se alió con los ecologistas, ganó con el 48,7% de los votos. La candidata conservadora Rachida Dati, ex ministra de Justicia de Nicolas Sarkozy, obtuvo un 33,8% de los votos. La centrista Agnes Buzyn, la candidata de Macron a la alcaldía de París, tuvo que conformarse con el 13,3% de los votos.

«Han elegido la esperanza (…) Han elegido un París que respira, un París más agradable para vivir, una ciudad más solidaria que no deja a nadie al margen (…) Esta victoria tiene sentido porque es colectiva», declaró Hidalgo, nacida en Andalucía e hija de inmigrantes españoles.

Louis Aliot, candidato de Reagrupación Nacional (ex Frente Nacional) y ex pareja de Marine Le Pen, será el nuevo alcalde de Perpiñán, la ciudad catalano-francesa cerca de la frontera española. Aliot ganó con el 53,09% de los votos. Perpiñán, una ciudad con muchos problemas socioeconómicos, se convierte así en la mayor ciudad francesa gobernada por la extrema derecha.

Hasta ahora, los partidos de izquierda y derecha se unían en la segunda vuelta para frenar al partido de Le Pen. El ultraderechista Aliot logró romper el cordón sanitario. Esta sonada victoria ocultó, sin embargo, los resultados mediocres de Reagrupación Nacional en el resto del país.

En Marsella, todavía no está claro quien será la nueva alcaldesa de la ciudad, ya que ni Michèle Rubirola, la candidata de la izquierda, ni Martine Vassal, su rival de la derecha, han obtenido mayoría absoluta en cuanto al número de consejeros. Deberán buscar el apoyo de otros candidatos con menos votos para hacerse con el bastón de mando del ayuntamiento.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más