Trinidad y Tobago deportó a 16 niños venezolanos por mar, separando a algunos de ellos de sus padres, denunciaron una abogada que intentó detener la repatriación y dirigentes opositores de Venezuela.

(Le puede interesar: Inundaciones por lluvias también azotan a Venezuela).

Los niños fueron deportados el domingo 22 de noviembre, horas antes de la reanudación de la audiencia judicial en la que se solicitaba su permanencia en el país, le dijo a la ‘AFP’ la abogada Nafeesa Mohammed, quien pidió investigar el caso y le exigió al gobierno de Keith Rowley reconsiderar el manejo de la crisis migratoria vinculada con la llegada de venezolanos.

«Es necesario realizar una investigación (…) Sabemos que tenemos inmigrantes irregulares y ha llegado el momento de que el Estado mejore el sistema para gestionar los flujos (…) Estos son niños«, comentó.

(Siga leyendo: Felipe González quiere un golpe de Estado en Venezuela: Diosdado).

El líder opositor venezolano David Smolansky, comisionado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para migrantes de su país, cifró en 29 los deportados: 16 niños -uno de ellos un bebé de cuatro meses- y 13 adultos.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) expresó «preocupación» por la situación tras denuncias sobre la desaparición de los migrantes. La Cidh exhortó a Trinidad y Tobago a «garantizar el ingreso» de venezolanos «que buscan protección internacional por razones humanitarias».

Nuestra gente hoy no migra voluntariamente, son refugiados de una dictadura que comete delitos de lesa humanidad y generó una emergencia humanitaria

Asimismo, el líder opositor Juan Guaidó manifestó su rechazo a lo ocurrido. «Durante las últimas semanas hemos visto acciones reiteradas en contra de nuestros refugiados venezolanos en Trinidad y Tobago. En el más reciente 16 niños venezolanos fueron deportados y separados de sus padres», escribió en un tuit.

(Lea también: El éxodo, en la voz de los caminantes que lo han padecido).

Y añadió que se abrirá una investigación en la Asamblea Nacional de Venezuela. «Nuestra gente hoy no migra voluntariamente, son refugiados de una dictadura que comete delitos de lesa humanidad y generó una emergencia humanitaria», manifestó Guaidó en su cuenta de Twitter. 

Tras horas de incertidumbre, el diputado opositor Omar González dijo que los deportados fueron encontrados en Delta Amacuro, una apartada región en el oeste de Venezuela. Según el legislador, los niños regresarán a la isla por solicitud de una jueza trinitense.

(Además: Maduro pide ayuda a China y abre la puerta a inversiones).

El gobierno de Nicolás Maduro no ha hecho declaraciones. Mohammed dijo que el viernes 20 de noviembre pidió a las autoridades migratorias que los niños fueran entregados a sus padres, tras ser detenidos a su entrada al país y enviados a la comisaría de Erin, a unos 98 kilómetros de Puerto España.

Cada día es más crítico y difícil para ellos sobrevivir, así que le dije a mi esposa que viniera aquí con nuestra hija mayor

La abogada relató que pidió una audiencia virtual el 22 de noviembre por la tarde, cuando un tribunal exigió al Jefe del Estado Mayor de la Defensa -máximo cargo militar en Trinidad y Tobago- presentar a los migrantes ante la corte. Sin embargo, según Mohammed, cuando se reanudó la audiencia el lunes 23, el comandante de la Guardia Costera informó que ya habían sido escoltados hasta el límite marítimo.

(También puede leer: Con Biden, Estados Unidos sigue su propósito de cambio para Venezuela).

El padre de uno de los niños dijo a la ‘AFP’ que vive en Trinidad y Tobago desde hace dos años y que enviaba dinero a Venezuela para ayudar a su esposa a cuidar a sus cuatro hijos. «Cada día es más crítico y difícil para ellos sobrevivir, así que le dije a mi esposa que viniera aquí con nuestra hija mayor», contó.

El ministro de Seguridad Nacional trinitense, Stuart Young, no pudo ser contactado. La ONU estima en más de cinco millones el éxodo de venezolanos desde 2015 por la aguda crisis de su país, unos 24.000 con Trinidad y Tobago como destino.

AFP