El Gobierno de Egipto anunció este viernes la detección del primer caso de
coronavirus (COVID-19) en el país
al dar positivo en las pruebas preventivas un extranjero asintomático, del que no se conoce la nacionalidad y quien se encuentra «completamente estable».

(Lea también: La grave situación de los médicos que atienden el coronavirus en Wuhan)

«Se realizaron análisis de laboratorio para el caso sospechoso y el resultado fue positivo sin que apareciese ningún síntoma«, indicó en un comunicado conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el portavoz del Ministerio de Sanidad egipcio, Khaled Muyahid. 

(Le puede interesar: ¿Cómo logró China poner en pie el Hospital de Huoshenshan en 10 días?)

De acuerdo con la fuente, las autoridades egipcias informaron de inmediato a la OMS y el paciente fue trasladado en ambulancia a un hospital, donde permanece «aislado» para hacerle seguimiento médico, si bien se encuentra en una condición «completamente estable».

La detección se produjo gracias al plan preventivo que consiste en un programa digital de registro

La detección se produjo gracias al plan preventivo implementado por el ministerio, que consiste en un programa digital de registro y seguimiento de todas las personas procedentes de países donde aparecieron casos de infectados con coronavirus.

Egipto es el segundo país árabe en detectar un caso del denominado COVID-19, después de que Emiratos Árabes Unidos anunciase que al menos siete personas están infectadas en su territorio, entre ellas cuatro miembros de una familia china.

En China, la cifra de afectados sobrepasó los 60.000 casos y la enfermedad ya provocó al menos 1.380 muertes, la mayoría en la provincia de Hubei, epicentro de la propagación del patógeno.

EFE