300 tuertos en Chile: «Llegó sin ojos y llorando sangre»

Actualizado

José González atesora una significativa experiencia en tragedias tras lidiar durante los últimos ocho años con sucesos como la erupción del volcán Melipeuco o el terremoto que sufrió la ciudad sureña de Concepción. Sin embargo, reconoce que la visión de Gustavo Gatica le dejó turbado. «Venía sin ojos. Le caían lágrimas de sangre por la mejilla. Había perdido mucho flujo sanguíneo y se encontraba en pleno shock. Temí que en cualquier momento sufriera un paro cardiaco», recuerda.
La movilización p

Mensual

Oferta de lanzamiento

1

primer mes

después 7,99 €

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más