El Ministerio de Sanidad ha publicado un vídeo con algunas indicaciones para conocer cuál es la forma correcta de usar las mascarillas, ahora que forman parte del día a día de toda la ciudadanía durante el tiempo que dure la pandemia. Con el título «Consejos para una correcta manipulación de las mascarillas», en apenas un minuto se dan varias sencillas directrices.

En primer lugar, se recomienda mantener puesta la mascarilla todo el tiempo posible para evitar contaminarla. Aunque si es necesario retirársela temporalmente, se deberá prestar especial cuidado a la limpieza de manos. Habrá que lavárselas en el momento de quitarse la mascarilla, en el de volvérsela a poner y para cualquier otra manipulación que se haga de ella. 

Un empleado se pone una mascarilla y sostiene una caja de remdesivir mientras posa para una fotografía en los laboratorios de la empresa Eva Pharma en El Cairo, Egipto.

Para quitarse la mascarilla, se hará usando solo las cintas, evitando tocar la parte interna y externa. Si está dañada, húmeda o sucia, habrá que tirarla directamente a la basura, dentro de una bolsa. Si es lavable, se podrá guardar para lavarla una vez se esté en casa.

Durante el tiempo que no se vaya a usar, se podrá guardar la mascarilla en un sobre o en una bolsa de tela o de papel. Lo mejor sería que estuviese en un recipiente ventilado y en el que no entre en contacto con ninguna superficie. También es importante que siempre se guarde la mascarilla en la misma posición para evitar contaminarla. Para ello se puede hacer algún tipo de marca en el recipiente utilizado.

Cuando haya que ponerse la mascarilla otra vez, de nuevo solo se manipulará usando las cintas y habrá que procurar que cubra bien nariz, boca y barbilla. Al regresar a casa, habrá que lavar la bolsa de tela -si es que se utiliza este recipiente- y la mascarilla si es reutilizable.