Las mascarillas tipo N95 o KN95, equivalentes a las FFP2 europeas, comenzaron a comercializarse durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus dada la escasez que había entonces de Equipos de Protección Individual (EPI) con el correcto marcado CE.

Mascarillas quirúrgicas

Por esta razón, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa publicó una resolución el 20 de marzo, sustituida por la resolución del 23 de abril, para facilitar la entrega de EPI a determinados colectivos. 

Esta autorización tenía un carácter temporal hasta que se permitiera el suficiente abastecimiento de estos productos sanitarios para cubrir con la demanda existente. De esta manera, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo marcó el 30 de septiembre como fecha máxima para la comercialización de las existencias de este tipo de mascarillas en España. 

Necesidad de comercializar los productos en ‘stock’

Sin embargo, este miércoles 30 de septiembre se ha publicado una nueva resolución en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por la que se amplía este plazo hasta el próximo 31 de diciembre. 

Varios modelos de mascarillas.

Tal y como indica la resolución, «se ha constatado que el abastecimiento de estos productos ha mejorado considerablemente», aunque todavía tienen que determinar «lo que debe suceder con las últimas unidades de productos en stock que aún pueda haber en el mercado con autorizaciones temporalmente otorgadas». 

De esta manera, el Ministerio de Industria permitirá que los productos que ya se encuentren en España y continúen en stock puedan comercializarse hasta el 31 de diciembre. Teniendo en cuenta esta nueva fecha, a partir del 1 de enero de 2021 no se podrán vender en España aquellas mascarillas que no hayan completado el procedimiento de evaluación para obtener el marcado CE. Todas las mascarillas N95 o KN95 equivalentes a las FFP2 deberán tener este símbolo en regla.