Aunque en verano relajamos nuestras rutinas y nuestros cuidados personales, prestamos más atención a ciertas cuestiones de salud. Por ejemplo, no tomamos el sol sin aplicarnos crema con factor de protección, ya que esto puede provocar quemaduras e, incluso, enfermedades graves. Tampoco salimos de casa sin llevar siempre a mano una solución para las rozaduras estivales causadas por el calor y por el sudor. También sabemos que nuestro pelo nos va a agradecer una rutina de exfoliación para que este recupere su brillo y aspecto saludable.

Imagen de un ojo humano.

Sin embargo, hay una parte de nuestro cuerpo que pasa más desapercibida a la hora de recibir cuidados estivales… ¡y eso que nos manda señales de alerta! Nuestros ojos se enrojecen y nos causan picor tras estar sometidos a los rayos del sol (que tienen más incidencia en verano), al cloro y al agua del mar (que tiene bacterias que pueden dañarlos). Aunque parezca que durante las vacaciones descansan tras estar sometidos a las pantallas, estos otros factores también perjudican gravemente nuestra salud ocular. Así que, para cuidarlos en verano podemos seguir una serie de trucos muy sencillos. En primer lugar, es recomendable llevar gafas de sol que protejan al 100% de los rayos UV y mejor si son polarizadas para eliminar los reflejos. Además, conviene lavar tus ojos antes y después de bañarte en la piscina o en la playa para protegerlos de sustancias contaminantes o irritantes. Eso sí, debes secarlos con un pañuelo limpio y nunca con toalla que puede estar sucia.

Otro truco para cuidarlos es optar por colirios y otros productos que ayuden a hidratar y a mantener los ojos húmedos, así como a recuperarse tras la exposición a estos factores externos. En Amazon están celebrando la Semana del Bienestar y el cuidado de los ojos, en la que podemos encontrar hasta un 30% de descuento en soluciones adecuadas para esta parte del cuerpo. ¿Quieres descubrir todo lo que puedes encontrar? Eso sí, es recomendable consultar cualquier problema y la aplicación de los productos con un especialista que nos ayudará a encontrar el más adecuado para nosotros.

Tres soluciones para cuidar tus ojos este verano

– Para refrescar y calmar los ojos. Estas gotas humectantes tienen un diseño monodosis para que puedas llevarlas siempre contigo y conseguir unos ojos hidratados y aliviados. Son perfectas para ojos irritados o secos y, también, para cuando están llorosos y enrojecidos. Contienen ácido hialurónico que ayuda a mantenerlos hidratados.

Estas gotas contienen ácido hialurónico para hidratar nuestros ojos.
Estas gotas contienen ácido hialurónico para hidratar nuestros ojos.
Amazon

– Para párpados y pestañas. La parte externa del ojo también puede sufrir las consecuencias del contacto con agentes externos y lastimar el interior. Estas toallitas son indicadas para un uso diario para calmar y refrescar esa zona. Alivian la inflamación, el dolor y el picor en los párpados. También pueden prevenir las secreciones grasas en los párpados y pestañas.

Estas toallitas calman y refrescan la zona.
Estas toallitas calman y refrescan la zona.
Amazon

– Para ojos cansados. Ya sea durante las vacaciones o en nuestra rutina laboral, al final del día podemos sufrir ojos cansados. Para calmar esta sensación, este gel produce un efecto refrescante y calmante al aumentar la humedad en la superficie ocular para que esto alivie el interior del ojo. Contiene vitamina B que ayuda a protegerlos.

Este gel contiene vitamina B que ayuda a protegerlos.
Este gel contiene vitamina B que ayuda a protegerlos.
Amazon

¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.