Anna Maria Mantile, una profesora italiana de inglés de 62 años, ha muerto en Nápoles cuatro días después de recibir la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19, si bien todavía está por determinar la relación entre el suero y el fallecimiento de la mujer.

El sábado pasado, Anna Maria, que no padecía ninguna patología previa, acudió  acompañada de su hermano Sergio a recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. El martes por la mañana, después de cuatro días de vómitos y agotamiento, falleció a causa de un paro cardíaco, según recoge el periódico italiano Il corriere della sera

La Comunidad empieza a publicar los datos de vacunación en el informe diario sobre la situación por Covid-19

Por el momento, no existe ninguna correlación entre la vacuna y el deceso, pero la familia ha exigido todas las pruebas necesarias para aclarar el motivo de la muerte. Para arrojar luz sobre este extremo, la Fiscalía ha solicitado que se realice la autopsia del cadáver.

Asimismo, los familiares de Anna Maria han presentado una denuncia ante la Policía en la que han relatado la evolución de la fallecida tras recibir el fármaco. La mujer comenzó a encontrarse mal dos horas después de la administración de la vacuna y, ya en su casa, donde vivía con la madre, percibió los primeros síntomas: vómitos y agotamiento.

Aunque la mujer no se alarmó, al tratarse de una reacción bastante extendida, optó por contactar con el médico de familia, que le prescribió un suero para hidratar el organismo. Su situación mejoró, pero al día siguiente volvió a experimentar náuseas e incluso llegó a desmayarse

Hasta el martes por la mañana Anna Maria siguió con sed y sin fuerza y, en un estado de semiinconsciencia, los sanitarios le realizaron un electrocardiograma que reveló que su pulso era lento. Ante esa situación, la madre decidió llamar a los hermanos y al servicio de emergencias, que trasladó a la docente al hospital en una ambulancia. 

Sin embargo, la profesora, que no sufría patologías previas y solo tomaba medicación para el colesterol, no llegó a salir del centro. Su fallecimiento ha entristecido a su familia y alumnos, que permanecen a la espera de conocer cuáles han sido las causas de la muerte.