Dos semanas después de comenzar a ser reclutados, los 190 participantes del primer ensayo clínico de una vacuna contra el coronavirus en España han empezado a recibir la primera dosis. Este proceso durará hasta el día 22 de septiembre.

Una enfermera sujeta una muestra de la vacuna china desarrollada por Sinovac.

El Hospital Marqués de Valdecilla de Santander arrancó este lunes con la vacunación, tal y como estaba previsto, y el Hospital La Paz y el Hospital de La Princesa lo harán este martes. El motivo de este leve retraso en ambos centros madrileños se ha debido a que el laboratorio al que tiene que enviar las muestras que extraigan no estaba aún preparado para recibirlas.

El antídoto, desarrollado por la farmacéutica belga Janssen, se testa en adultos de entre 18 y 55 años y en mayores de 65. La primera franja está completa pero para la segunda todavía quedan vacantes. «Tienen que ser voluntarios sanos y a cierta edad la gente tiene algunas enfermedades. De más de 65 necesitamos 25 y llevamos 19, por lo que seguimos reclutando», explica el doctor Francisco Abad, jefe del Servicio de Farmacología Clínica de La Princesa. Su equipo hará pruebas con 75 personas, las mismas que La Paz, y a las que se suman las 40 de Valdecilla.

«Este estudio en fase II intenta buscar la dosis y la pauta más adecuadas. Hay tres niveles de dosis y tres intervalos de vacunación. Los sujetos se distribuyen en diez grupos. A un grupo solo se le suministra placebo y del resto, unos reciben la dosis baja, otros la media y otros la alta. Después unos la repetirán al mes, otros a los dos meses y otros a los tres. Se les hace visitas periódicas para comprobar que no han tenido ningún problema y a los cuatro meses se les hará otra visita para confirmar cómo son sus niveles de anticuerpos», apunta el doctor Abad. El seguimiento finalizará pasados entre 14 y 16 meses para garantizar la seguridad de los voluntarios y también para comprobar cuánto les dura la protección frente al virus.